Paseo Ahumada: la calle más concurrida de Chile

Paseo Ahumada a las 17:00 horas, hora donde mayor parte de la gente transita por el lugar.

Entre la Alameda y la Plaza de Armas, en pleno centro de Santiago, se encuentra una de las calles que desde los años 70´ se ha convertido en la mas concurrida de la capital. Según cifras de Carabineros de Chile, el Paseo Ahumada recibe 2 millones de personas por día.

Antes de ser un paseo peatonal, la calle Ahumada tenía un gran flujo de automóviles que se dirigían hacia la Plaza de Armas. Con el cambio, el mismo tráfico ahora es realizado por las personas que transitan por el lugar, a los que se suman la actividad comercial y la de artistas callejeros que deleitan con su simpatía.

Pantalla gigante en Paseo Ahumada, donde hace unos años los hinchas de la selección chilena se congregaban a ver los partidos de la selección

Alvaro Guirdi, fue el arquitecto que se encargo de construir nuevamente este gran paseo en el año 1978 y darle la forma actual, aumentando notoriamente su calzada para poder abarcar a las personas que día a día lo visitan. De su creación nacen además las veredas de cerámicas con su color tan característico, crema y burdeos.

Conoce la singularidad del Eurocentro

En Santiago cada vez hay más centros comerciales, todos con un parecido enorme. Grandes y pequeñas tiendas con productos bastante comunes. Uno se preguntaría si hay un lugar que se diferencie de los “mall” y venda cosas distintas, baratas y de otro estilo. Y lo hay.

Al inicio del Paseo Ahumada, entrando por Alameda, cerca de tiendas de ropa y lugares de comida rápida, se encuentra la Galería comercial Eurocentro, en Moneda 970; donde al llegar notarás de inmediato que se diferencia de otros lugares. Con muchas luces y un espejo gigante en vez de techo, los tres pisos, más uno subterráneo, llamarán tu atención con varios artículos que en otro centro comercial serian imposible de encontrar.

image1
Entrada Eurocentro

Además, y es algo que destaco, normalmente concurre poca gente, por lo que tendrás un gran espacio para poder mirar los productos sin tener que hacer filas o moverte en grandes multitudes de tienda en tienda.

Puedes notar una mezcla de productos que destacan al joven chileno, y donde es imposible que no encuentres algo de tu estilo. Lo primero que se logra ver, es la tecnología. Artículos de celulares y computación, pero lo que hay en abundancia son video juegos, donde los de Play Station y Xbox dominan el inventario. Productos mucho más baratos que en las grandes tiendas,con precios desde $10.000 y con la posibilidad de intercambiar juegos usados. Conviene totalmente para todos los “Gamers”.

image6
Segundo piso Eurocentro


Por otro lado, en las tiendas de ropa se pueden encontrar poleras con estampados de comics y televisión que no superan los $10.000 y zapatillas juveniles a bajos precios. Pero también hay vestimentas más comunes como camisetas de futbol y ropa femenina.

Lo que llamará más tu atención son los salones de tatuajes y peluquerías, con estilos nuevos y diferentes para aquellos clientes más atrevidos a cambiar su look radicalmente.

image9
Poleras estampadas Eurocentro

Y por último, si tienes dinero a destajo y aún conservas tu niño interior, puedes encontrar una variedad inmensa de figuras coleccionables o simplemente juguetes. La cantidad es amplia y puedes encontrar desde superhéroes con gran estética, a otros más simples como peluches o autos de juguete. si bien hay algunos economicos y al precio normal de un juguete, desde $10.000 , hay otros qu epueden llegar a los $200.000 aproximadamente.

Pues ya lo sabes, si quieres ir de compras a un lugar distinto y buscar un estilo fuera de lo común, o buscar productos más baratos y al alcance de tus bolsillos, no dudes en visitar el Eurocentro en Paseo Ahumada, para que conozcas las nuevas tendencias entre los jóvenes.

Los tipos de personas que encontré en el Paseo Ahumada

Son las 14.00 hrs. y me encuentro en el El Paseo Ahumada, vía exclusiva de uso peatonal, ubicada en el centro de Santiago, entre la Plaza de Armas y la Alameda.

Al caminar por ella es casi imposible no chocar con la gente que camina, en su mayoría, rápido. Todos están apurados, realizando compras, trámites, caminando al trabajo o haciendo lo que deberían haber hecho más temprano. Me siento en una banca y comienzo a analizar. Hay muchas personas distintas y es difícil no categorizarlas.

Los músicos

melodica
Músico tocando melódica en Paseo Ahumada

Miro hacia un lado y me encuentro un con un joven tocando la melódica, la gente lo mira y algunos le dejan una moneda. Es muy común ver a este tipo de artistas en el Paseo Ahumada. La música entrega un ambiente alegre y me hace volver a la infancia, ya que el músico comienza a tocar canciones de video juegos conocidos.

 

 

 

Los lustradores y sus clientes

lustradores
Lustrador y cliente en Paseo Ahumada

Un poco más allá veo a un lustrador de zapatos. Se encuentra precisamente realizando su labor. El cliente es un hombre que pareciera aprovechar la situación como un momento de relajo, mientras lee un diario. El Paseo Ahumada está lleno de este oficio y ya es casi tradición ver a lustradores y a hombres que dejan en manos de estos trabajadores sus preciados zapatos.

Los hombres de terno

terno
Hombres de terno en Paseo Ahumada

Dentro de tanta gente que camina de un lado hacia otro, hay un tipo de personas que se repite mucho, los hombres de terno. Todos caminan serios, muy formales, con un destino seguro. Algunos hablan por celular, otros llevan un maletín oscuro o carpetas con archivos que parecieran ser muy importantes. No hay mucho que se sepa de ellos, son muy misteriosos. Pero me da la impresión de que todos son hombres de oficina con trabajos muy estresantes.

Los mechoneados

mechoneados
Mechoneados pidiendo dinero en Paseo Ahumada

De repente siento un olor que me recuerda a mis primeros días de universidad. Sí, son mechones acercándose. Es común, en esta fecha, ver a grupos de jóvenes semidesnudos, con los pelos teñidos, la ropa rasgada y un olor muy desagradable, pidiendo dinero para recuperar sus pertenencias.

Los que van de compras o hacen trámites

compras
Mujer de compras en Paseo Ahumada

Hay otro grupo de personas que también me llama la atención, los que van a hacer un trámite o están de compras. Generalmente son personas vestidas ni tan formales ni tan casuales. No están ni tan estresados, ni tan relajados. Tienen las manos ocupadas con bolsas de multitiendas o con carpetas con papeles a punto de caer.

 

Ahora ya sabes con qué te encontrarás al ir al Paseo Ahumada. Pero recuerda, todo en esta calle es cambiante, puede que al llegar te encuentres con sorpresas.