¿Quién fue Matías Cousiño?

Fundador de la industria de carbón de Lota, Matías Cousiño (1802-1862) de origen español y portugués, fue un empresario, senador y diputado propulsor del desarrollo y explotación carbonífera con el uso de vapores y ferrocarriles de la época.

Matías Cousiño sosteniendo un daguerrotipo que representa a su padre

Proveniente de una familia de fortuna, Cousiño empezó su vida minera como mayordomo de labores en las minas de Ramón Ignacio de Goyenechea, en Atacama, y paulatinamente comenzó a ascender laboralmente hasta convertirse en director de la asociación más poderosa de Chile en ese entonces, la junta de minería de Copiapó.

La industria que comenzó a crear en la ciudad de Lota hizo crecer a gran escala el desarrollo del pueblo con una amplia posibilidad de trabajo para sus habitantes, y fue en 1856 que sus socios vendieron sus derechos a Cousiño, debido a las constantes pérdidas iniciales del negocio.

La empresa adoptó carácter familiar cuando Matías Cousiño se asoció con su hijo Luis, que continuó como propietario hasta la muerte de su padre.

Palacio Cousiño 

No obstante, la riqueza de esta privilegiada familia no sólo se reflejó en sus ganancias empresariales. A instancias del Presidente de la República, José Joaquín Pérez, Luis Cousiño decidió dedicar parte de su fortuna a crear un gran parque al sur de la calle Dieciocho.

Palacio Cousiño, en la calle Dieciocho con Santa Isabel.

El parque fue desarrollado por el paisajista español Manuel Arana, gracias a lo cual se convirtió rápidamente en un lugar de atracción para la clase burguesa de Santiago de entonces, siendo polo de encuentro social por sus extensas lagunas y ambiente europeo.

Desde antes de su remodelación tenía el nombre de Campo de Marte, y en cada mes de septiembre ra el punto de reunión para celebrar ramadas y fondas, adquiriendo un estilo más popular y festivo.

Además, fue el escenario de los primeros torneos atléticos, y a principios del siglo XX albergaba carreras todos los domingos, en las que se forjaron futuros campeones como Martiniano Becerra, Juan Jorquera y Manuel Plaza. En 1909, incluso, se celebraron allí los primeros Juegos Olímpicos Chilenos.

Panorámica del jardín del Palacio Cousiño

El parque resultante fue inaugurado en 1873, durante la intendencia de Benjamín Vicuña Mackenna pero su impulsor, Luis Cousiño, falleció poco tiempo antes, sin poder admirar la obra en su versión final.

Aunque por mucho tiempo llevó su nombre, el Parque Cousiño se transformó en 1970 en el Prque O’Higgins. De su antiguo esplendor sólo se puede admirar la casa original de la familia Cousiño en la calle Dieciocho esquina de Santa Isabel.

¿Cómo llegar?

A cuadras del metro Toesca, el museo y parque Cousiño está ubicado entre las calles San Ignacio y Dieciocho en la comuna de Santiago. Si deseas conocer lo que solía ser el resto de este lugar, la visita se debe extender hasta el cercabo Parque O’higgins, donde aún quedan algunos resabios de su pasado esplender con los jardines y la gran laguna.

Las lagunas oasis del parque O´higgins

Parque O’higgins, sinónimo de eventos masivos como Lollapalooza, paradas militares, fiestas patrias, Movistar Arena y un sin fin de actividades deportivas, recreativas y sociales.

Sin embargo, este lugar no solo acoge este tipo de espectáculos, también posee una enorme belleza, sutil, armoniosa y que transmite una paz que pocos lugares de Santiago son capaces de entregar, incluso estando inmerso en el caótico ritmo de una ciudad en movimiento.

Me fui a este parque en busca de algo nuevo, pero me sorprendí al observar cosas que no veía comúnmente al visitar este lugar, por lo menos de la forma en que las veía antes.

El sector de las lagunas (isla China, y laguna de botes), es un espacio sumamente místico. Hasta el día de hoy no entiendo el sentido de aquella isla, ¿Es china?, no importa, pero tiene un portal con dragones y estilo oriental. No se puede entrar, aunque todos quieren hacerlo.

Toda esta laguna resplandece cuando atardece, el agua calmada que rodea a la isla china está casi totalmente lisa, con hojas de nenúfar por todas partes y piriguines en bandas sincronizadas.

No parece Santiago desde este lugar, un espejo perfecto entre el cielo y la tierra, con formas extrañas que se hacen con los riachuelo y rocas con forma de escalera.

La laguna de la isla China, lugar de hermosos colores y formas.

Puedes observar los colores que rondan en lo cálido y lo frío independiente de la hora del día. están ahí presentes y con identidad en cada árbol, pasto, hongo, ramas y senderos de tierra. Cruzando una calle pavimentada para el paso de vehículos, está la otra laguna del parque…

Botes

Aquí descansan varios botes con pedales que se arriendan para pasear (creo que el valor es de $5000 pesos la hora). De lo que estoy seguro es que son los mismos desde hace varios años, lo que te llena de nostalgia y buenos recuerdos.

Esta laguna está en el centro del parque, pero independiente de su ubicación se oculta con facilidad, y los patos que aletean son los que te llaman al lugar.

Tranquilo y lleno de verde, los sauces se hacen presentes en el fondo del lugar, los coloridos botes con sus respectivos números descansan algo abandonados, aunque una que otra pareja se da el lujo de pedalear de vez en cuando y darle vida a este oasis de naturaleza y fauna; desde los piriguines, sapos y renacuajos; Hasta sus patos, pájaros y también perros vagos.

Esta es la cara más hermosa del parque O´higgins, la que pertenece al lado donde abunda la naturaleza, donde habitan sus árboles demás de 100 años, los recuerdos del pasado, la paleta de colores casi completa en sus elementos y la sensación de que aún quedan espacios donde llenar nuestros pulmones con aire un poco más limpio, suave y lleno de energía para continuar con nuestra vida.

El Club Internacional de Santiago: un siglo de tenis

El Santiago Lawn Tennis es un club privado ubicado al interior del Parque O’Higgins que busca estimular el tenis y la vida deportiva.

Fachada del Club

Un poco de historia

A través de 100 años, el lugar prácticamente no ha cambiado, aunque sus dependencias fueron restauradas en 2002. Hoy, en los 7 mil metros cuadrados que ocupa, tiene seis canchas, comedores, camarines, graderías móviles, jardines y estacionamientos.

El origen de este centenario club está en un grupo de familias de ascendencia árabe, profesionales y empresarios que vivían en el sector de Avenida Perú y Loreto, que necesitaban un espacio donde practicar tenis.

Lugar de entretención para niños

Con el tiempo el club ha debido adaptarse para dar cabida a quienes no son tan amantes del tenis, y por eso se cuenta con canchas de futbolito de pasto sintético, una multicancha para la práctica de baby fútbol, baloncesto, voleibol, tenis y otras actividades deportivas, además de excelentes camarines.

Áreas verdes del Club Santiago

El Club esta ubicado en Av. El parque #1080 a pasos del metro Parque  O’Higgins, para reservar cancha solo hay que llamar o mandar un correo a los siguientes datos: +562 2698 6607 – web@tenissantiago.cl

 

 

 

 

Fantasilandia: adrenalina en la rutina

En el centro del Parque O’Higgins desde el año 1978 Fantasilandia entrega diversión a las familias chilenas y de todo el mundo. Es uno de los parques de diversiones más grande de Sudamérica y se ha vuelto uno de los lugares favoritos en Santiago para grandes y chicos.

Sus juegos provienen desde diversos países y están a la altura internacional, y aunque en su comienzo solo contaba con 8 atracciones hoy posee 39.

Juego Evolution, una de las principales atracciones del Parque.

El parque está dividido en secciones de: “adrenalina”, “familiares”, “Zona Kids” y “juegos pagados”.

Al recorrer el parque te das cuenta que los juegos más concurridos son los pertenecientes a “adrenalina”, aquí se encuentran juegos tales como, Tagada, Xtreme Fall, Raptor, Boomerang, Evolution, Top spin.

En el interior las personas siempre se mueven en grupo, ya sea de amigos o familiares y la pasan bien en todo momento.

También cuenta con locales de comida en su interior y venta de souvenir para todo público, haciendo más recordada la visita.

Tagada, una de las primeras atracciones del parque, el cual fue remodelado este año.

Panoramas Especiales

Fantasilandia se va reinventado año tras años, es por esto que siempre están inaugurando nuevos juegos y también haciendo eventos que llamen al público a vivir nuevas experiencias. El año pasado se realizó “Spring Fest, Diversión a todo ritmo”, evento que contaba con 30 atracciones disponibles y 3 bandas musicales, este año se busca repetir dicho evento. Para este año y específicamente los sábados del mes de mayo (6, 13, 20, 27) Fantasilandia ha preparado los “Sábados del terror” un evento que promete adrenalina y una experiencia espeluznante.

Precios y horarios

La entrada general tiene el valor de 13.990 (Sábado, Domingo y Festivos), niños (hasta 1.40 mts) 6.990 y tercera edad (mayor de 60 años) 6.990.

El parque está abierto sábados, domingos y festivos desde las 12:00 hrs hasta las 19:00 hrs.

En el verano el parque abre todos los días desde las 12:00 hrs hasta las 21:00 hrs

Además Fantasilandia cuenta con múltiples promociones y descuentos, como lo es el beneficio de cumpleaños. También cuenta con un pase anual que posee el valor de 29.990 (general) y 15.990 (niño y tercera edad) el cual se puede ocupar en todo el años excepto desde el 23 de octubre hasta el 31 de diciembre, debido a que en estas fechas el parque solo abre para eventos especiales de empresas.

Juego Tren Minero, uno de las ultimas incorporaciones al parque y pertenece a la sección “familiares”.

¿Cómo llegar?

Fantasilandia se encuentra a pasos del metro Parque O’higgins, posee dos entradas, la primera ubicada dentro del Parque O’higgins y la segunda en Avenida Beaucheff S/N.

Entrada principal al parque por Avenida Beaucheff s/n
Foto de Google Maps

Ahora solo queda disfrutar y recordar de la mejor manera la experiencia que nos brinda Fantasilandia.

El paseo de los muebles de madera

Hay muchos paseos en Santiago que son dignos de conoces, visitar frecuentemente y recorrerlos, ya sea de paso o de paseo. Claramente unos más estructurados o demarcados que otros; entre esta última categoría, está el paseo de muebles de madera, ubicado en Avenida Matta con la calle Lord Cochrane, a pasos del metro Parque O’higgins, que calza como un paseo natural por la disposición de sus tiendas.

Y es que, lo que caracteriza a este sector, son las dos cuadras con cerca de diez locales en que artesanos venden sus creaciones con variadas maderas y a interesantes precios.

  • Muebles para la pieza como la especialidad de la tienda ubicada en el #1398 de Av. Matta, según nos cuenta el artesano encargado del lugar, Francisco, quien dice que las manualidades son lo suyo y que por eso lleva veinte años en el rubro.
    13149894_10209975346489275_17561408_n
    La entrada del local

    Él cuenta que trabaja principalmente con Roble, Raulí y Lenga y que, por lo que se puede ver con solo ingresar, son los muebles para piezas lo que vende principalmente, desde camas, incluyendo cunas, hasta armarios. Además, agrega que puede hacer muebles a petición del público.  Los precios son variantes, por ejemplo el de las cunas es desde ciento cincuenta mil a trescientos cincuenta mil, dependiendo modelo.

  • Terrazas para pubs y hogares, es el segundo dato interesante del paseo.
    En el #1387 uno encuentra a Marcela Carvajal,

    13115557_10209975345969262_581149377_n
    Terraza sencilla

    dueña de este local que, a diferencia del anterior, tiene como especialidad la creación de implementos para ambientes de living y/o comedores. Marcela cuenta que trabajan con maderas diversas, entre esas el Pino Oregón, Coigue, y Roble, que finalmente se traducen en la especialidad del local que son las terrazas que venden a locales de comida, pubs, o a personas que buscan decorar su jardín. Los precios de estas varían entre los doscientos ochenta mil pesos.

  • “El arte para crear una silla”,
    13115516_10209975345729256_33764120_n
    Frontis de la mueblería El Esfuerzo

    es como define Gladys Olave el rubro en que se desarrolla. Glayds es la dueña de la tienda en el #1379, que lleva 40 años ubicada en el mismo lugar. En un comienzo, partieron con artículos para escaleras, como barandas. Pero luego de un tiempo, se pasó a crear muebles más complejos y se especializó en las sillas y pisos, las que varían entre doce mil y treinta y cinco mil pesos.

 

Según se puede observar de manera general, es que la variedad de muebles no es demasiada entre locales. Sí, efectivamente uno va a encontrarse de todo, pero la diferencia entre tipos de muebles en general no es mucha, ya que, como se escuchaba por ahí, entre los creadores de estas obras no son tan creativos y se van copiando. Si bien, uno espera sorprenderse por cada local que pasa, esta ansiedad queda de lado cuando se ve que la proyección del paseo es bastante larga con respecto al tiempo, porque pese a la competencia, los locatarios aún pueden ser humildes y compartir ideas.

La tecnología ha avanzado bastante, pero no tanto aún como para no necesitar muebles. Es por esto que, mientras puedan, vayan a darse una vuelta por estos locales que entregan bonitas piezas y un olor muy agradable a madera por cada local que se entra.