Portal Edwards: de más a menos

El Portal Edwards es un lugar icónico de Estación Central.

Ubicado a pasos del metro Unión Latino Americana (Línea 1), se instaló como uno de los primeros centros comerciales de la comuna. Sin embargo, su destino actual es muy diferente al que se le quiso dar cuando se ordenó su construcción.

Portal Edwards a comienzo del 1900 ( Foto: http://urbatorium.blogspot.cl)

Historia

Mandado a construir por María Luisa MacClure de Edwards en el año 1890, el edificio fue una revolución en la Alameda por su imponente estilo hecho de ladrillo y madera, generando una belleza única, sin dejar indiferente a nadie.

La construcción duro tres años, desde 1899 hasta 1901 y constaba de tres pisos; fue diseñado por el arquitecto Carlos Barroilhet Budge.

Al comienzo el edificio contaba con el Hotel Royal, ya que en aquella época la comuna era un centro bastante concurrido por extranjeros. También incluía un casino, un teatro y un bar como principales centros de recreación, además del Cabaret Viena. El edificio permitía una gran variedad de actividades, principalmente hechas para la clase alta de la población, pero esto mismo fue provocando su declive.

La migración de la clase con mayor dinero del país hacia sectores ubicados al oriente de la capital influyó en su deterioro. El hotel, que era el principal imán del edificio, empezó a disminuir su asistencia de clientes por lo que tuvo que cerrar. El primero piso se transformó en recinto para pequeños almacenes comerciales y en 1976, un gran incendio destruyó gran parte del alicaído edificio.

Portal Edwards hoy en día.

Centro comercial

Ya en condiciones deplorables se comenzó a pensar en su demolición, pero gracias a actuación de los vecinos del sector, la mega estructura pasó a ser monumento histórico del país en 1978. Aun así en 1985, el terremoto que afectó a la zona central del país lo destruyó casi totalmente, obligando a su demolición. A fines de los 80´ se inauguró en dicho espacio el actual Portal Edwards que poco y nada conservó del primer edificio.

Hoy es un centro comercial, de color granate, que contiene varias tiendas en su primer piso, algo muy lejano al principal e imponente edificio que se construyó a fines del siglo XIX.

Interior del portal.

 

Planetario Chile: el universo en Santiago

Uno de los lugares más entretenidos de la capital y que reúne a grandes y pequeños en torno al universo, es el Planetario Chile, perteneciente a la Universidad de Santiago de Chile (Usach) y ubicado en la comuna de Estación Central.

Vista exterior del Planetario Chile en Estación Central.

La bienvenida la entrega una imagen de Albert Einstein y los niños pueden fotografiarse con la figura, reemplazando sus rostros por la del famoso físico alemán.

Las dependencias del Planetario están adaptadas en función a todos los visitantes, es decir, no hay problemas de ningún tipo, e incluso se está trabajando en un proyecto en colaboración con Núcleo de Astronomía UDP, para acercar aún más a la población no vidente en esta área de la ciencia.

Maqueta de la Estación Espacial Internacional.

Al avanzar por el pasillo principal, nos encontramos con una maqueta gigante que simula la Estación Espacial Internacional, y también unos stands de compras para los más fanáticos. Sin embargo, el espectáculo que ofrece El Planetario está en las 4 salas que ofrecen una visión extraordinaria de lo que hasta hoy conocemos del universo.

Las Salas del Planetario

La sala Albert Einstein es la favorita del público. La inmensidad de su cúpula permite aprender a través de un proyector panorámico nuestros orígenes, con una interpretación vista al cielo de lo que fue el Big Bang. Es un espectáculo que solo ofrece Planetario Chile en todo nuestro país.

Cúpula del Planetario Chile

Eventos nocturnos

Otra de las atracciones que se destacan de este sitio son sus eventos nocturnos. Planetario Chile comparte sus instalaciones con instituciones que realizan actividades pedagógicas para estudiantes de enseñanza media y aficionados a la astronomía y la aeronáutica.

Un imperdible son “Concierto bajo las estrellas”, cuya particularidad es someter al público en un especie de transe mezclando el talento de destacados pianistas con la proyección del nacimiento de estrellas en vivo. Esta actividad es con cupos limitados y los valores oscilan entre los 10  a 15 mil pesos.

Planetario Chile funciona de martes a viernes, de 10:00 a 17:00 horas. Sábado, domingo y feriados de 13:30 a 17:00 horas. Los precios van desde 3 mil quinientos (niños/ adulto mayor /estudiantes) y 4 mil quinientos para público general.

Estación Central: el barrio del comercio ambulante

La entrada al centro comercial Arauco Estación

¡¡Llegó la chaucha, llegó la chaucha!!

Fue así como partió mí recorrido por el conocido barrio Estación Central.

Al llegar al barrio de la Estación, puedes observar un ambiente que está rodeado de mucho ruido, de personas que caminan muy rápido, corren, venden a gritos sus productos y gente que consulta precios y cotiza productos. La gente camina muy rápido, entra a las tiendas, compra y sigue su rumbo, llena de paquetes, de bolsos y con un constante ritmo al caminar. Este barrio está rodeado por el conocido barrio Meigs, la Estación de trenes y el Mall Alameda. Ubicado a las afueras del Mall Arauco Estación.

En el piso con trapos de tela, se comercializan productos de distintos tipos, tales como ropa, artículos de aseo, de celulares, maquillaje, entre miles de otros,que comerciantes gritan y promocionan para vender todo su stock.

La gente camina, observa, consulta y compra luego que encuentra lo que estaba buscando. Dos por quiniento! Dos por quiniento!, decía un vendedor que comercializaba chocolates trencitos, medianos. ¡A ocho gambas la vital!, fue uno de los productos que compre, ya que con lo ajetreado que es permanecer en el lugar, la sed se hizo presente, obviamente de la mano con el calor, tras recorrer el lugar.

Todo marcha normal, la gente mira las cosas, algunos compran, otros no , pero toda la calma termina cuando un vendedor que estaba con su tela de género en el suelo, vendiendo calzas de vestir, grita ¡Llegó la chaucha!!, ¡Llegó la chaucha cabros!!

Fue en ese momento que todos los vendedores empiezan a desprender sus productos tomándolos fácilmente con la tela y corriendo en diferentes direcciones, arrancando de la tan temida ¡chaucha!, que en este caso se referían a carabineros que venían caminando por el barrio, observando a cada uno de los vendedores que corrían escapando de ellos.

Mucha actividad se concentra en torno a la Estación Central.

¿Pero, por qué escapan de carabineros? No se nos puede olvidar que el barrio Estación Central, se caracteriza por la inmensa cantidad de vendedores “ambulantes”, que en Chile son todos aquellos que venden en la calle sin un permiso entregado por la municipalidad. Según cifras de la Cámara Nacional de Comercio, un 64% del comercio lo realizan los vendedores ambulantes. Esta cifra es muy alta pero claro está que en Chile no estamos listos que un corto plazo esto termine.

Es importante mencionar que la mayoría de los vendedores que componen el barrio Estación Central, son ambulantes y gracias a lo que logran vender comen, pagan sus cuentas y mantienen a sus familias.

Personalmente creo que este barrio, es uno de los más visitados por santiaguinos y también por turistas quienes saben de antemano que en este lugar se venden los productos a muy bajo precio, además de comida como sopaipillas, empanadas, halados, jugo, entre otros, que la misma gente fábrica.

Este es un barrio que abre las puertas al emprendimiento personal de un ciudadano, ya que no existe mejor lugar para probar suerte con cualquier tipo de producto que el barrio Estación Central.

 

Bandejón central: el país dentro de un país

Estación Central, son las 18:00 hrs, mucha gente de un lado para otro y me parece que nunca había visto tantos extranjeros por estos lados. Aquí hay una pantalla led gigante, que enceguece a todos los conductores de autos que pasan por la alameda.

Aquí parto mi recorrido por el “bandejón central de la alameda”, un espacio que varía en metros  entre las dos calles que pasan a los lados, angosto y largo, igual que Chile…

Aquí está el Norte, aquí parte este país dentro de otro país, lugar de comercio ambulante y variedades de culturas, un lugar cálido. La presencia policial está continuamente conviviendo con potenciales “lanzas” que acechan a los transeúntes. El Sur está hacia la cordillera, donde pusieron la bandera en la Moneda. El recorrido en bicicleta es lo mejor, por la ciclovía que sube y baja, discontinua a veces, pero por sobre todo, con gente que se cruza en tu camino, así que se hace como un juego de Playstation.

Los primeros habitantes de este bandejón y los más australes, son los vagabundos que se ponen al frente de la Blondie, la disco alternativa. Están siempre super curados, pero son telas, por lo menos las veces que he interactuado con ellos se pueden comportar relativamente bien. Son una cultura pacífica aunque muy impredecible.

 

Habitantes del “sector sur” del bandejón central.

Continuando el recorrido hacia el sur, llegamos al centro, capital de este territorio. Sector “Los Héroes”, el bandejón llega a su ancho máximo, una pileta grande que tira chorros de agua de vez en cuando, es lo que ocupa casi todo el espacio aca en el centro.

Siempre suelen quedar en esta zona los mayores desastres de las movilizaciones sociales que se hacen constantemente. Ahora está tranquilo, sus habitantes son algo distintos a sus vecinos del Norte, también existe el alcohol como brebaje, pero hay gran cantidad de consumo de marihuana, incluso existe un micro-mercado con micro-conglomerados de ventas de “porros”, el ambiente no es del todo tranquilo y es mejor andar un poco a la defensiva.

Hay subculturas conviviendo en un mismo espacio: Estudiantes cannábicos; Pequeños y medianos empresarios de sustancias ilícitas; flaites; jóvenes malabaristas o de vendedores de hamburguesas de soya; viejos chichas; jovencitas con la chasquilla recta y jovencitos con expansiones y peinados con moños.

Hay un sistema que funciona, y la intranquilidad de un principio desaparece con esta armonía y entendimiento dentro de todos sus participantes, que más que nada están recreándose en un momento de sus vidas.

Movilizaciones en el sector “central” del bandejón (estación de metro Los Héroes).

Por último, el Sur, una estatua super ordinaria de un “moai” mirando la enorme bandera chilena que marca el límite de este pequeño país, ¿Sus principales habitantes?, son los pilotos de una red de tránsito a nivel intercomunal, colectiveros.

Aquí convergen habitantes de otros sectores lejanos al bandejón central de la alameda, y este lugar se ocupa de zona de embarque para otros destinos. El orden es más estricto y parece un lugar para prácticas más conservadoras. A simple vista no hay alcohol, ni siquiera la ciclovía continúa, y todo se detiene hasta dónde está la bandera con el mástil de 61 metros de altura.

Un poco más frío que el norte, no en su temperatura, sino en las actividades que se hacen alrededor . Pero hay un singular habitante que escapa a la imagen de todo, un niño como de 10 años patinando en skate, que parece escapar de toda la actividad comercial y social que ocurre en frente de La Moneda, el habitante más pacífico que encontré.

Último habitante del bandejón. Sector del palacio de La Moneda.

El bandejón central es super interesante. Lleno de una micro-cultura, y al parecer sintetiza todo lo que ocurre también en algunas partes de Chile.

Romualdito y la vida después de la muerte

Foto: La Cuarta, animita Romualdito

Las animitas son parte importante de la cultura popular, estos son pequeños monumentos donde se recuerda el espíritu de una persona que falleció en circunstancias traumáticas, tal es el caso de la animita de Romualdito.

Está ubicada a un costado de la Estación Central, específicamente en la calle San Francisco de Borja, es la animita de mayor importancia en el país con cientos de mensajes en agradecimiento, considerando que la tradición cuenta que luego de que un milagro es cumplido se debe volver al lugar para agradecer, si no el espíritu vendrá por venganza.

La animita ha estado ahí aproximadamente desde el año 1933, permaneciendo aun cuando se renovó la Estación Central por el valor cultural que posee, un lugar que para creyentes causa una reacción de reflexión y respeto a la figura de Romualdito.

¿Pero quién es Romualdito?

La historia de Romualdito por mucho tiempo fue bastante confusa, sin una historia clara de quien era, se crearon una serie de mitos que rodearon la figura de Romualdito y la animita.

Historias como que Romualdito era un enfermo de tuberculosis, o un niño con problemas mentales se hicieron muy populares con el pasar del tiempo.

El año 2012 fue publicado por diversos portales de noticias, que cuatro jóvenes detectives  de la PDI decidieron investigar el origen de esta animita y quien fue realmente Romualdito; después de mucho tiempo de investigación, recopilando documentos policiales de la época, pudieron descubrir que era un chileno, de edad cercana a los cuarenta, que fue asaltado y asesinado el 20 de agosto del año 1933, cerca del lugar donde se encuentra la animita actualmente.

 

Conociendo: “La Estación Central de trenes”

La Estación Central de Santiago, es uno de los lugares principales de nuestra capital debido a que es el “principaldel país”.

Antiguamente conocida como “Chuchunco”, la Estación Central tiene sus inicios en los años 1856-1857, época en la que se levantaron las dos torres principales que se encuentran a los costados de la estación. Sin embargo fue en 1887 cuando se construyó la estructura metálica que cubre los andenes.

IMG_1323
Estación Central en sus inicios (año 1900 aproximadamente) y la segunda (año 1990). (Foto sacada memoria chilena)

Cuando el tren se encontraba en sus mejores años, este terminal ferroviario era La puerta de entrada a la ciudad de Santiago, ya que llegaban trenes desde el Norte, Centro (Valparaíso) y Sur (Puerto Montt).

“Desde el 29 de junio de 1983 este lugar fue declarado “Monumento Nacional” de nuestro país”.

Tiempo después el convoy dejo de ser el principal medio de transporte, en donde actualmente se encuentra con pocos recorridos tanto a corta y larga distancia esto se debe porque ya no cuentan con financiación por parte del estado, en donde los privados no han podido solventar las mantenciones entre otras necesidades.

Actualmente los recorridos que salen desde la Estación Central son: Servicio Interurbano (Sgto.-San Fernando), Servicio Larga Distancia (Sgto.-Chillán), Ramal (Talca-Constitución) y trenes turísticos (San Antonio y Temuco ocasionalmente), todos estos pertenecientes al grupo Tren Central.

IMG_1315
Estación Central actualmente, en los andenes se encuentran trenes del servicio interurbano Santiago-San Fernando

A los alrededores de los andenes se encuentran locales de comidas, asientos de espera y las oficinas de Tren-Central para adquirir informaciones.

Para los que quieran conocer la Estación Central, este sitio se encuentra ubicado: en la Avenida Alameda del Libertador Bernardo O’Higgins #3170 frente a la Calle Matucana en la Comuna de Estación Central.

Gustave Eiffel: De París a la capital

Alexandre Gustave Eiffel.
Alexandre Gustave Eiffel.

 Si pensáramos en todo lo que realmente significa Santiago, nos daríamos cuenta de que todo está cargado de historia, y que de esa misma historia surgen personajes ilustres que con su singular arquitectura marcaron la capital de nuestro país, dejando huella hasta el día de hoy.

Uno de ellos es Alexandre Gustave Eiffel, ingeniero y arquitecto francés, graduado de una de las escuelas de ingenieros más prestigiosa de Francia, adquirió prestigio diseñando varios puentes para la red francesa de ferrocarriles, destacando entre ellos el Viaducto de Garabit.

Pero su fama y popularidad se atribuye a su proyecto con más renombre a nivel mundial, conocida como la Torre Eiffel, construida a fines del siglo XIX.

Antigua Estación central, fines siglo XIX.
Antigua Estación central, fines siglo XIX.
Estación Central, Marzo 2015.
Estación Central, Marzo 2015.

Su paso por Chile…

Nuestro país no está exento de la arquitectura de Eiffel, ya que se le atribuye la creación  de grandes obras nacionales, tales como la Estación Central.

La Estación Central, antiguamente llamada “Chuchunco” cuya traducción del mapudungún significa “Donde se perdió el agua”; estación ferroviaria creada a fines del siglo XIX en pleno auge del Salitre en Chile, en momentos en que la ciudad debía tejerse entre trenes.

No podemos pasar por alto, su importante paso por la ciudad de Arica, que contempla reconocidas creaciones, como lo es la Catedral de San Marcos, cuya construcción finalizado el año 1876, dentro de la misma ciudad se encuentra el Edificio de la Aduana, construido entre los años 1871 y 1874 cuando aun Arica pertenecía a la República del Perú y su tercera obra en la ciudad de la eterna primavera, es el antiguo edificio de la casa de gobernación de Arica.