Las ciclovías más largas de Santiago

Santiago se está llenando de ciclistas que tienen a su disposición más de 280 kilometros de vías exclusivas que permiten el uso cómodo y seguro de bicicletas.

Más de 1 millón de bicicletas transitan por la capital (TVN); muchos de sus usuarios optan por estos vehículos aburridos de las congestiones y de los más de 1,2 millones de autos.

A continuación, algunas de las ciclovías más extensas e importantes de la ciudad.

Por el centro

La primera más larga, está ubicada en una calle muy importante de Santiago, la avenida Libertador Bernardo O’Higgins. La ruta comienza en el bandejón a la altura de metro Moneda y llega hasta la estación de metro Monte Tabor. Recorre tres comunas; Santiago, Estación Central y Maipú.

Ciclovía Santa Isabel

La segunda ciclovía recorre solo la comuna de Santiago, comienza en la calle Brasil con Mapocho, y tiene su límite en Club Hípico de Santiago con avenida Pedro Montt.

Ñuñoa y Providencia

La tercera ruta inicia en Irarrázaval con Antonio Varas, recorre todo Varas y finaliza en la costanera en Andrés Bello.

Ciclovía Arturo Prat

Entre Quinta Normal y Santiago

La cuarta y última con más extensión es la que comienza en el Museo Bellas Artes, en Esmeralda, baja por Rosas (la calle cambia su nombre), llega al fin, doblas por Matucana y finalmente doblas a la izquierda para seguir transitando por Martínez de Rozas hasta Antonio Ebner. La vía recorre dos comunas; Santiago y Quinta Normal.

Ciclovía Avenida Matta

 

¿Quién va al gimnasio de madrugada?

Siempre me pregunté como sería la vida nocturna de un gimnasio de los que atienden 24 horas. ¿Será aburrida? ¿Irá realmente gente a altas horas de la madrugada? ¿Será seguro para el profesor o nochero que trabaja en el gimnasio a esas horas de la noche?

Para despejar dudas, fui a visitar uno de los gimnasios de la cadena Pacific Gym, ubicado en Portugal (Santiago Centro) para conversar con la persona que se queda todas las noches en el gimnasio.

La soledad de la madrugada en el gimnasio.

Turno a solas

Me encontré con Esteban Salas, un joven muy simpático, que contó su historia nocturna como nochero del gimnasio y que se resumen en una frase: bastante aburrida, un gimnasio desierto y frío. 

Su turno madrugador se inicia a la medianoche. La gente que llega es poca, dos o tres y siempre los mismos. Llegan tipo 1 de la mañana y se van a las 3 de la mañana. “Una vez que sale la última persona todas las noches me dedico a limpiar las maquinas y cierro las puertas a las 3 de la mañana para estar más seguro”, explica.

La mdrugada es la hora de la limpieza en el gimnasio.

Como podemos ver en la imágenes, el gimnasio esta totalmente vacío. Esteban cuenta “una que otra vez ha llegado gente a las 4 de la mañana cosa que es muy curiosa”. Recuerda que “un día en la semana llegó una pareja muy elegantemente vestida, cosa muy extraña a esas horas de la noche. Aunque me pareció raro, finalmente los dejé entrar y ocuparon el gimnasio porque eran clientes. Son cosas que pueden pasar en esta pega”.

 

En su caso, el turno le acomoda, porque estudia de día y gracias al poco movimiento del gimnasio de noche, le queda mucho tiempo para estudiar.

 

Un asiento en blanco

El Estadio Víctor Jara recibió ese nombre durante la administración del ex presidente Ricardo Lagos, dejando atrás su nombre de Estadio Chile. El homenaje permitió recordar al artista popular y cantante folclórico, que fue torturado y asesinado en este recinto durante la dictadura, en 1973.

Letrero que marca el acceso principal, por el Pasaje Manuel Godoy.

Un recorrido

Durante este clima de invierno, donde el crudo frío de la capital causa estragos en las personas en situación de calle, el estadio se convierte en albergue para que la gente se refugie de estas condiciones extremas. Todo esto por iniciativa del Gobierno y la Cruz Roja, lo que hace difícil que cualquier persona pueda entrar al recinto durante esta temporada.

Aun así, Manuel Miranda, encargado del estadio hace más de 10 años, me regala un poco de su tiempo para guiarme en un recorrido y mostrarme los espacios donde Víctor Jara pasó las últimas dos semanas de su vida.

Entrando por la recepción, dirigiéndose hacia la cancha del estadio, se pasa por un pasillo en donde a mitad del recorrido se ubica una puerta que da hacia la calle Unión Latinoamericana.

“Por aquí traían a los detenidos desde la Universidad de Santiago y entraban en fila y aquí en la puerta un milico les pedía el carnet y los metían para adentro… fue ahí cuando un oficial reconoció a Víctor Jara y lo separo de todos los demás” cuenta Manuel. Añade que Víctor fue dejado de pie durante dos días en la puerta donde entraban todos los presos y que ahí mismo era maltratado frente a todos en forma de escarmiento.

Un asiento blanco

Siguiendo el camino hacia la cancha del local, donde se encuentran las tribunas, se logra percibir que todos los asientos están pintados de un verde opaco… excepto uno blanco.

“Después de que lo sacaran de la entrada, lo sentaron aquí junto a los otros detenidos”, explica Manuel.

En este asiento donde fue dejado Víctor Jara junto a otros detenidos.

Miranda señala que el estadio es patrimonio nacional, por lo que son pocos los cambios que se le pueden hacer. Aun así, se pintaron gran parte de sus instalaciones e incluso se le hicieron murales a Jara en honor a su memoria.

Tribunas y mural en memoria de Jara

El camarín

Finalmente llegamos al camarín número cuatro. El lugar era pequeño, donde no cabían mas de cinco personas. Manuel me señala unos agujeros que se encontraban en el piso: quedaron marcados por las camas de tortura que se instalaron en la época de dictadura.

Fue aquí donde Víctor fue torturado y acribillado con cerca de 40 balazos que terminaron con su canto y vida.

La puerta del camarín numero cuatro.

El encargado me dice una y otra vez que todo lo que me cuenta son los mismos testimonios de la gente que vivió todo esto en carne y hueso, repetidos en múltiples homenajes y conmemoraciones que hace el recinto en el natalicio de Jara (28 de septiembre) o durante los 11 de septiembre. En esas ocasiones llegan numerosas personas que también estuvieron en este estadio en ese tiempo y que pasaron con Víctor sus últimos días de vida.

El Club Internacional de Santiago: un siglo de tenis

El Santiago Lawn Tennis es un club privado ubicado al interior del Parque O’Higgins que busca estimular el tenis y la vida deportiva.

Fachada del Club

Un poco de historia

A través de 100 años, el lugar prácticamente no ha cambiado, aunque sus dependencias fueron restauradas en 2002. Hoy, en los 7 mil metros cuadrados que ocupa, tiene seis canchas, comedores, camarines, graderías móviles, jardines y estacionamientos.

El origen de este centenario club está en un grupo de familias de ascendencia árabe, profesionales y empresarios que vivían en el sector de Avenida Perú y Loreto, que necesitaban un espacio donde practicar tenis.

Lugar de entretención para niños

Con el tiempo el club ha debido adaptarse para dar cabida a quienes no son tan amantes del tenis, y por eso se cuenta con canchas de futbolito de pasto sintético, una multicancha para la práctica de baby fútbol, baloncesto, voleibol, tenis y otras actividades deportivas, además de excelentes camarines.

Áreas verdes del Club Santiago

El Club esta ubicado en Av. El parque #1080 a pasos del metro Parque  O’Higgins, para reservar cancha solo hay que llamar o mandar un correo a los siguientes datos: +562 2698 6607 – web@tenissantiago.cl

 

 

 

 

Las atracciones de Parque Bustamante

El parque Bustamante Es uno de los parque más populares de Santiago ,ubicado justo a la salida de metro parque Bustamante y entre las calles Marín y avenida providencia.

este bello parque es un privilegio para todos los que viven en la comuna , es un espacio ideal para descansar ,estudiar ,  hacer deporte o simplemente compartir  con amigos y con familia al aire libre.

Al caminar por el parque te das cuenta que este parque tiene un espacio para todo , para los amantes de las mascotas por ejemplo tiene lugares destinado especialmente para ellos, con juegos y lugares para que corran seguros.

Otra de las características que destacan en el parque, es lo bien cuidada que están todas sus instalaciones y lo limpio que esta, por lo que es realmente agradable pasar por allí y estar en contacto con la naturaleza.

Por lo mismo el lugar es perfecto para sentarse en el pasto y hacer un picnic, estudiar o simplemente descansar, es un espacio de recreación distinto a los demás , ya que existe una preocupación de la comunidad por mantenerlo siempre limpio y bien cuidado .

Si te gusta hacer deporte, pero no encuentras un lugar seguro y tranquilo donde practicarlo, el parque Bustamante es tu lugar porque cuenta con ciclovías exclusivas y la gente la respeta por lo que los ciclista pueden transitar tranquilos en toda la extensión del parque sin temor a atropellar a alguien ni tener que disminuir la velocidad, además cuenta con un espacio diferenciado para las personas que prefieran trotar o caminar y maquinas estáticas con elípticas, bicicletas y  trapecio dorsal para lo que quieran sacar musculo.

Para los amantes del skate hay un sector del parque dedicado solo para ellos, ya que cuentan con una pista de patinaje semi profesional con bordes en curva para lograr mayor velocidad y mejores saltos, variadas rampas, cuenta con iluminación permanente para todo aquel que quiera ir a practicar cuando se va el sol y lo mejor de todo es gratis y está abierto a todo público.

Es un espacio ideal para ir a desconectarse del estrés del mundo, para compartir en familia o solo relajarse.

asdasdsadasd1111
Ciclovía y pasarela del Parque
asddssadasddasadsasdasdas000
Skate park
weewrewrwer
Inicio del Parque Bustamante

Subiendo el “San Cristóbal”

8 de la mañana. Una hora adecuada para subir el Cerro San Cristóbal, digo “hora adecuada”, porque en este periodo del año (otoño), se suele sentir un frío por las mañanas, uno que con los ejercicios pasará desapercibido y será bastante agradable.

Subiré por calle Unión, es la entrada que más me acomoda.

Esquina de Calle Unión con Av. Perú
Esquina de Calle Unión con Av. Perú

Aún no logro encontrarme con personas, puede ser por la hora, aunque pensándolo bien, debe ser porque hoy es feriado y muchos aprovechan para dormir hasta tarde (yo no soy parte de ese “muchos”).

Una de las subidas del cerro
Una de las subidas del cerro

Luego de caminar 10 minutos aproximadamente, llego al “Camarín del deportista”. Este sector es muy bien aprovechado por los que no tienen tanto tiempo como para subir el cerro entero. Acá haré algunos ejercicios de brazo en aquella barra amarilla.

Máquinas para realizar ejercicios
Máquinas para realizar ejercicios

Luego de descansar un par de minutos, es hora de continuar. En el camino ya puedo notar a más personas. Algunas suben en bicicleta, otras caminando y el resto opta por trotar, esta actividad es la más compleja y es la que yo haré. Mi primer destino será la Piscina Tupahue.

Camino de cemento que te lleva a la cumbre
Camino de cemento que te lleva a la cumbre

Estoy a punto de llegar, bastante agotado, pero es normal. Cuando uno trota, por lo general, es al principio cuando siente el mayor cansancio e incluso muchas veces uno se cuestiona si de verdad vale la pena estar en aquel lugar, en vez de estar durmiendo en tu cama.

Una de las cosas que me da ánimo cuando vengo a este lugar es que desde aquí arriba se puede observar un bonito paisaje, gran parte de la comuna de Recoleta.

Parte de Recoleta vista desde el cerro
Parte de Recoleta vista desde el cerro

Luego de observar aquello, se me hizo más corto el trayecto, llegué a la Tupahue.

Letrero de madera de la piscina Tupahue
Letrero de madera de la piscina Tupahue

Mi cuerpo necesita agua para seguir todo lo que me queda, por lo tanto, beberé un poco en una de los tantos bebederos públicos que se encuentran en varios sectores del cerro.

Bebedero
Bebedero

Sería genial poder meterme a la piscina, pero ya le sacaron toda el agua…

Piscina Vacía
Piscina Vacía

Mi ruta continúa por Av. Pedro Bannen, hasta legar a la Plaza México.

Avenida que lleva directamente a la Plaza México
Avenida que lleva directamente a la Plaza México

Algunas personas van más agotadas que otras. Cuando veo a personas que van perdiendo el ritmo del trote, me da más ánimo. Debe ser porque no cuesta mucho trabajo pasarlos.

Ciclistas del lugar
Ciclistas del lugar

Deben quedar unos diez minutos. Estoy exhausto, voy por un lugar que muchos de los que vienen aquí deben odiar: “El Hundimiento”, es un lugar que requiere de mucho esfuerzo porque es un tramo del trayecto muy empinado. Desde acá se ve la capital más contaminada.

Parte de Santiago
Parte de Santiago

¡Por fin llegué! Fueron muy largos los últimos minutos, ahora es el momento perfecto para hidratarme con mucha agua.

Agua potable ubicada en la Plaza México
Agua potable ubicada en la Plaza México

Veo que muchos han cumplido su objetivo, al igual que yo. Muchos ciclistas se preparan para descansar aquí, en la Plaza México.

En este lugar se detiene la mayor cantidad de personas que suben el cerro, algunas siguen por el camino hasta llegar a la virgen, yo decidí no hacerlo, eso significaría un esfuerzo adicional, uno que me costaría encontrar en .

Ciclistas listos para descansar
Ciclistas listos para descansar
Letrero de la Plaza México
Letrero de la Plaza México

A continuación te dejo el siguiente video que resume toda esta publicación.

Si tienes problemas para ver el video, puedes verlo en esta otra opción (Youtube).