Las Tejas: histórica picada de San Diego

Fundado en 1920 y actualmente ubicado en la calle San Diego, el bar-restaurante Las Tejas es una de las picadas más reconocidas por los santiaguinos.

Entrada al Restaurante Las Tejas: San Diego 236.

Sus inicios fueron en la calle San Pablo donde el estilo colonial de la casa en la que estaba instalado le dio el nombre que ahora tantos reconocen.

Posteriormente, fue reubicada en calle Nataniel Cox por un período acotado debido a que sufrió la demolición de su infraestructura para permitir la continuación de la calle Tarapacá que hasta ese entonces terminaba su recorrido en Nataniel.

Finalmente, llegó a ocupar el entonces desocupado Teatro Roma del Barrio San Diego, histórico edificio que hasta los 60′ funcionaba como cine, y que luego fue sede política del Partido Socialista, Partido Comunista e incluso la Democracia Cristiana.

Aún se mantiene el antiguo letrero del Teatro Roma.

Cristian Lira, uno de los dueños y respresentante legal del local, cuenta cómo Las Tejas busca entregar a los clientes una experiencia típica chilena; sirviendo platos caseros y tragos clásicos como el terremoto (bebida que declaran su especialidad).

Las Tejas fue declarado el Palacio del Terremoto.

Cabe destacar que el espacio ha permitido a numerosas bandas de cueca y, lo que ahora llaman, “nueva cumbia” presentarse y animar diversos eventos realizados en las inmediaciones.

Es el destino de todo tipo de público; al ingresar puedes ver desde jóvenes universitarios hasta gente mayor. Están certificados por SERNATUR como servicio turístico y tratan de mantener el estilo antiguo del Teatro Roma. Aún se aprecian las pinturas a su alrededor y el palco.

 

Cristian destaca su negocio como un gran aporte para la cultura tradicional chilena; un espacio en el que el carrete, la música y la comida es local.

Horario: de lunes a sábado 12:30 a 1:00; Ubicación: San Diego, 236.

La música tiene su espacio en San Diego

La calle San Diego es conocida por su diversidad de comercio como libros, bicicletas, tecnología, cosas para la casa, pero también tiene un espacio para la música.

Llegando a Alonso de Ovalle, nos encontramos con tres tiendas de este tipo, Casa Amarilla, Central Music y Electro Acustic.

Tienda Central Music, ubicada en San Diego casi al llegar a Alonso Ovalle.

Como estos locales se encuentran juntos, uno puede pensar que debe existir rivalidad, pero no es así: sus dueños nos cuentan que existe un buen ambiente entre todos, hasta se conocen algunos, además de que le dan al comprador más posibilidades de compra, ya que los precios varían entre ellos.

Lo otro que es interesante es que quienes atienden saben de lo que hablan, porque uno de los requisitos para los empleados de las tiendas, es saber cómo mínimo tocar un instrumento y luego continuar aprendiendo sobre la música.

Todo tipo de guitarras en vitrina.

Lo más vendido

Sin duda los instrumentos más comprados son el metalófono y la flauta. Aunque suena un poco extraño, esta venta se realiza entre febrero y marzo, cuando los estudiantes de colegios deben llevarlos como parte de sus materiales escolares.

Durante el año, comentan los vendedores, se enfocan en guitarras y baterías. Pero no son los músicos quienes van y compran, porque la mayoría de las veces son familiares o amigos, quienes los adquieren para regalar.

Otro dato de interés es que la mayoría de sus ventas se realizan por internet, porque el sector donde están ubicados no tiene un buen ambiente. Así, muchas veces sus clientes no llegan por miedo a comprar y andar con un instrumento por la calle. A través del computador pueden vitrinear y comprar sin problemas.

Todo tipo de instrumentos en vitrina.

Entonces, si quieres aprender a tocar un instrumento o regalar uno, no dudes en darte una vuelta por estas tiendas, encontrarás lo necesario.

Teatro Cariola: historia en el escenario

El Teatro Cariola es el espacio donde el arte y la cultura en Santiago se juntan con la historia y fundan tradiciones, o al menos sitúan en una categoría mejor cada lugar donde se reúnen las diversas exhibiciones del mundo artístico.

Inaugurado en 1954 bajo la iniciativa de Carlos Cariola y la Sociedad de Autores Teatrales de Chile (SATCH), es considerado Monumento Nacional y el 2° más importante de la capital tras el Teatro Municipal.

Entrada al teatro en San Diego 246.

Buena ubicación, gran historia

Su céntrica ubicación en Santiago, consigue tener buenos espectáculos en su cartelera. En el último tiempo, ha recibido artistas internacionales y se prepara para renovar el ciclo de números a presentar.

Una sala del teatro lleva su nombre en honor al dramaturgo y actor chileno.

No solamente las funciones que se presentan tienen la atención principal, el teatro en su interior exhibe a sus fundadores en un espacio que merece la atención del público, debido a la historia que cuenta el teatro en torno a quienes montaron este gran escenario.

Rincón de los fundadores, Carlos Cariola y SATCH.

Como hogar de la cultura teatral histórica, el teatro ofrece en sus salas, espectáculos y shows para todos los gustos atrayendo a nuevas generaciones que irán valorando la importancia de un lugar que acoja sus artistas favoritos.

Sin duda que como legado, un teatro está dentro de lo que más aporta, historia constante que reúne al público y artistas, tal como los fundadores disfrutaran en sus mejores tiempos.

¿Conoces la Iglesia de los Sacramentinos?

Ubicada en la calle Arturo Prat con Santa Isabel en la comuna de Santiago de Chile, dedicada al corazón de Jesús, e inspirada en la Basílica del Sagrado Corazón en París, la Iglesia de los Sacramentinos empezó a construirse en 1911 con motivo del primer Centenario de Independencia y funcionar además desde 1928 como parroquia para toda la comunidad.

Vista del Templo de los Sacramentinos desde la calle Arturo Prat.

Una desconocida particularidad

El que hasta hoy se considera uno de los hitos arquitectónicos más importantes para Santiago, posee una desconocida particularidad.

Fue construido por el arquitecto Ricardo Larraín Bravo, quien a petición de los sacerdotes, desarrolló una segunda iglesia subterránea que estuviera disponible con mayor anticipación que el templo completo, el que producto de sus detalles y lujos, tardó aproximadamente 26 años en construirse, según contaba uno de sus sacerdotes.

Tuvo un uso para misas más íntimas, matrimonios, conciertos de música clásica y principalmente funerales.

Además, tiene ventanales que podrás observar desde la calle Santa Isabel, y aunque no está abierta tan habitualmente como el templo, cualquiera puede ingresar a esta iglesia bajo tierra. 

El convento 

A su mano derecha, entre el mismo templo y el teatro de Espacio Diana,
se encuentra lo que solía ser el convento, el que tiene una conexión directa desde un costado del altar.

Este fue denominado monumento histórico en 1991, y además, actualmente está pasando por un proceso de remodelación para convertirse en un importante centro cultural.

 

Convento de los Sacramentinos.

 

Incendio en 2016 

Esta iglesia que por cierto jamás fue terminada, fue la segunda construcción más grande e importante que hubo en  nuestro Santiago del siglo XX, y que en sus memorias se distingue hasta las heridas de un incendio durante el pasado noviembre del 2016.

Afectado por los pastizales que estaban a un costado de las calles Santa Isabel con Arturo Prat, aún es posible observar los daños que dejó el incendio en el margen izquierdo de la Iglesia de los Sacramentinos.

Extremo derecho de la iglesia, deteriorada por el incendio.

¿Cuándo ir?

Actualmente funciona como un templo abierto para todo público de martes a viernes de 10:30 am a 12:30 hrs de mañana, y de 15:00 pm a 18:00 hrs de tarde. Para confesiones, está abierto todos los días de 15:30 a 20:00 hrs por la portería de Santa Isabel.

Altar de la Iglesia de los Sacramentinos

La nueva cara del Cine Arte Normandie

Por largos años, el Cine Arte Normandie se ha establecido en el inconsciente colectivo como un ícono de cultura y arte, entregando al público un diversidad en la oferta de cine, que busca diferenciarse de lo que se entregan los cines comerciales.

El Cine Arte Normandie tiene como misión ser un espacio con tradición en la infraestructura cultural de la ciudad, que acerca al público estudiantil al cine de calidad

Historia

El Cine Arte Normandie, nace en el año 1982, para ser más exacto en el mes de agosto de aquel año, y se establece en su primera sede ubicada en Alameda 139, siendo un punto de reunión para cinéfilos y artistas, hasta el año 1991.

En diciembre de 1991, el cine cambia de ubicación, encontrándose hasta el día de hoy en Tarapacá 1181, continuando con su labor de entregar, difundir y masificar el cine, la cultura y la estética.

Hoy el Cine Arte Normandie es parte del patrimonio cultural de Santiago, cumpliendo con la misión de rescatar lo más relevante del cine, tanto nacional como internacional, a través de la exhibición de obras clásicas, trascendente de la historia y también con una parrilla que no se olvida de las películas modernas o desconocidas del cine universal.

Normandie ofrecer cine con contenido artístico, obras de autor, obras clásicas y revelaciones, procedentes de Europa, América Latina y Asia, las que no tienen espacio en las salas tradicionales (multisalas).

Actualidad

El cine, a lo largo del tiempo ha mutado, aunque sin perder su esencia, pero hoy, este carga con una idea que lo ha encasillado, ya que, en la actualidad este espacio de arte es reconocido como un lugar alternativo o más bien llamado hipster.

Pero la pregunta que surge es, ¿por qué llamar a este lugar de cultura y arte, alternativo?, es por esto que decidimos ir y preguntar a sus asistentes que opinan al respecto.

Rodrigo Ríos, visitante habitual del cine, se refiere a esta situación y nos cuenta que la programación del cine ha sido el punto principal para que la gente lo llame alternativo, esto porque según sus palabras, “antes habían películas más antiguas y clásicas, pero hoy la cartelera está más cargada de películas alternativas y nuevas”. Pero esto para él no es un problema, debido a que esta idea de cartel cinematográfico ha ayudado al cine, ya que han avanzado con la idea del cine arte, esto ha traído a toda esta gente alternativa, que es interesante. Así que si la gente lo que quiere llamar hipster, está bien y lo entiendo y siento que es un plus que le ha a dado al cine, lo ha vuelto más interesante.

Felipe Contreras, joven, y visitador constante del cine, cuenta que asiste a este porque no existe punto de comparación con los cines regulares, ya que Normandie, entrega una oferta más variada, por lo que gente de diversas tendencias o gustos pude visitarlo. Además recalca la idea de un contenido más intelectual, por lo que intelectuales, alternativo, hipster y hasta pankis, buscan estos espacios. Por lo que la idea de un cine hipster calza a la perfección, puesta que la gente busca calzar en un perfil determinado. Aunque resalta que con el tiempo el cine se ha llenado de “gente moda”, que solo busca lucirse con esta nueva idea de cine alternativo.

Gabriela Escalona y sus amigos, quienes por los menos 1 vez al mes asisten al Cine.

Por último, Gabriela Escalona, cuenta que con el tiempo el cine se ha llenado esta gente “alternativa”, por lo que ser un espacio Hipster es lo más lógico para referirse al cine, todo esto gracias a la cartelera con la cuenta, que si bien cuenta con elementos comerciales como, “Ghost in the shell”, sigue cargada con películas artísticas y alternativas.

Así que con el tiempo, el Cine Arte Normandie, se ha vuelto un lugar alternativo y ha recibido el nombre de un espacio para el encuentro Hipster; entregando a este clásico sitio capitalino una nueva cara.

Datos

Tarjeta Amigos del Cine $2.000

Estudiantes y Tercera Edad $3.000

Miércoles $3.000

Metro Universidad de Chile

Metro La Moneda 

Contacto: Teléfono: (56-2) 2 697 2979
E-mail: cine@normandie.cl

Feria Parque Almagro: la diversidad en venta

Desde que me planteé la idea de ir la feria de las pulgas del Parque Almagro, jamás pensé en lo que esta visita se convertiría.

Alejarme del pensamiento clásico que tenía del parque durante el camino me era difícil: es uno de los lugares diarios de mi rutina, ya que por la ubicación de mi casa de estudios, la Universidad Central de Chile, siento este espacio como casa.

La feria produce un cambio drástico a la normalidad del parque

Al salir de la estación del metro Toesca, pensaba en las cosas que podría encontrar en este lugar, muchas personas me lo habían recomendado desde hace ya mucho tiempo.

Tres sectores

Al entrar al parque por el lado oeste, es decir por la calle San Ignacio, aún todo continuaba con total normalidad, ya que hay que recordar que el parque se encuentra dividido en 3, la zona de la pileta desde San Ignacio hasta la calle Lord Cochrane, los juegos infantiles desde esta última hasta Nataniel Cox y finalizando con el sector que llamaremos las rocas, hasta la calle San Diego.

Libertad de venta para gente libre

Mercado callejero

Mientras más me acercaba a la segunda parte del parque, más podía notar la cantidad de gente asistente y la diversidad de puestos.

Al llegar al inicio de este mercado callejero, enfrenté lo que puedo llamar un problema: por dónde partir. Por la conformación del parque no existe un orden, así que opté por seguir el primer camino que encontré.

Hasta talleres improvisados de bicicletas se hacen presentes

Ropa americana

Puesto tras puesto, se podía notar la variedad en la oferta de productos, que en su mayoría se basa en la venta de ropa usada o la llamada ropa americana.

Estos están a cargo de sus propios vendedores, que en su mayoría son jóvenes quienes venden sus propias prendas o productos, los que no necesitan ningún permiso o cancelar nada para instalarse, solo deben llegar a las horas indicadas a través del evento creado en Facebook y establecerse o, como diríamos en buen chileno, “agarrar un puesto”.

Ser “Nerd” está permitido

Al caminar y recorrer cada lugar, me sorprendía cada vez más las diversas cosas que se ofrecían, provocando en mi un sentimiento de comprador compulsivo.

Algo para comer

De pronto en la selva de tiendas improvisadas, surgió el lugar perfecto, una plaga de stickers, desde Drangon Ball hasta los Simpson, que me hizo feliz, saciando mi sed de compras.

Continuando el recorrido, un carrito de comida llamó mi atención, choclos, si choclos, con una variedad de salsas me demostraba aún más que aquí está todo permitido.

La opción gastronómica es infaltable, ofreciendo diversas opciones
De todos los tamaños y formas existen y están permitidos.

Continuando con la exploración, la que provocaba que cada vez se expandieran más los rubros que aquí convergen, ya no es solo ropa, comida, stickers, si no que las muestras de arte, música, antigüedades, rarezas y hasta artículos quirúrgicos se hacían presentes.

Todo para seguir insistiendo que este es un espacio para que todo el que quiera pueda hacerse presente.

Ofertas para relajarse también existen dentro de este gigante mundo de ofertas

Rodeado de familias, parejas, grupos de amigos, me dan la razón a la conclusión a la que he llegado, este es un espacio de reunión familiar, en donde se puede pasar la tarde de los domingos, sin aburrirse y saliendo de la monotonía del fin de semana.

 

Datos

Día: Domingo

Horario: de 13:00 a 21:00 horas

Lugar: Parque Almagro

Espacio Diana: la reunión de la cultura

Inserto en medio de la ciudad de Santiago, se encuentran los famosos Juegos Diana, que con su larga historia han marcado un espacio importante en las tradiciones de los chilenos, convirtiéndose con el tiempo en un icono cultural nacional.

Pero con el tiempo este espacio se vio cada vez más relegado y comenzó a necesitar de un importante reinvención. Es entonces que  con la idea plasmas una nueva visión a este lugar, nace el Espacio Diana.

Entrada a Espacio Diana, en Arturo Pratt #435

Como un entorno propicio para la cultura, el ocio, la gastronomía y entretención se establece en el año 2014. Este universo multidisciplinario, desde sus primeros momentos fue un proyecto colaborativo que trabaja sobre 3 ejes principales: el arte, la arquitectura y la ciudad, Además cuenta con los famosos juegos de la calle San Diego, como su principal socio.

Diversa oferta que presenta este espacio cultural.

Dentro de Diana Santiago, se pueden encontrar una diversidad oferta o espacio creados para la comunidad.

Un experiencia gastronómica donde el tiempo se detiene.

Juegos Dianas 

De manera principal y como ya mencionamos, están los clásicos e icónicos Juegos Diana, que desde 1934 se han establecido como el lugar idea de entretención, mezclando la la historia con la atmósfera que entregan los juegos electrónicos.

Para leer más sobre este famosos juegos te dejamos un enlace que muestra la experiencia en este relevante lugar capitalino.

Datos útiles

Lunes a viernes: 12:30 a 21:00 horas. Sábado, domingo y festivos: 11:00 a 22:00 horas Dirección: Avenida San Diego 438, Santiago, Chile. Teléfono: +56226711244. Sitio WEB: www.juegosdiana.cl  Facebook: https://www.facebook.com/JuegosDiana/

Dentro del recinto existe un constante recuerdo a la tradición de los juegos, que dan nombre al espacio.

El espacio cultural 

Por otro lado, se encuentra el teatro y el salón multiespacio, más directamente relacionados con la cultura. Allí se muestran constantemente exposiciones de arte, obras de teatro, realización de talleres, shows de danza, espectáculos de entretención, entre otros.

Revisa la cartelera y los horarios en la página oficial aquí.

En este momento se encuentra la exposición “Brillante vibrante” del 04 de mayo hasta el 21 del mismo mes.

La Diana

Un mezcla temporal y de los clásicos juegos Diana, le dan un toque especial a lo que es un restaurante fuera de lo normal.

Dentro de este gran espacio se encuentra el restaurante “La Diana”. Una experiencia gastronómica interesante y distinta. Se encuentra ubicado en el ex claustro de la Basílica de los Sacramentinos, cuenta con una estética particular y especial, rodeado de muebles viejos y accesorios reciclados, los cuales a través de un proceso de recolección y de construcción dieron como resultado una decoración especial y fuera de lo común, pero todo siempre acompañado del recuerdo y del paso del tiempo, siempre presente de los juegos.

Datos

Lunes cerrado. De martes a sábado: 13.00 a 00.30 hrs. Domingo: 13.00 a 18.30 hrs. Reservas al +56226328823. Dirección: Arturo Prat 435, Santiago, Chile. Facebook: facebook.com/lajardinrestaurant/ Twitter: twitter.com/la_jardin Instagram: instagram.com/ladianaendiana/

 

El librero más antiguo de Chile

Se trata de Héctor Múñoz, tiene 86 años y es profesor de matemática y contabilidad. Ha escrito dos libros de contabilidad de costos, que hoy difícilmente se pueden encontrar debido a las pocas copias existentes, ya que todo lo hacía de forma independiente. Hizo clases en el Instituto Superior de Comercio, y cuentan que cuando terminaba las clases sus alumnos lo aplaudían.

Héctor Múñoz Tortosa revisando sus libros, tal como fue destacado en el sitio web Vivaleercopec.cl

Su título como el librero más antiguo que hay en Chile se lo otorgan sus pares y es reseñado en muchos reportajes, destacando además que su librería “Libros de Ocasión” situada en San Diego 1177, es una de las más amplias del país.

Aunque la Cámara Chilena del Libro le da el título a otra persona, Muñoz Tortosa no se interesa ni dice nada al respecto, porque no quiere entrar en esa disputa.

El amplio despliegue de libros de Literatura universal.

La librería más antigua de Chile

A los 20 años, el librero ubicó su primera librería en la calle Carmen. Después en la década de los 80, la reubicó en San Diego 1177, pero por la recesión tuvo que arrendar el local y trasladar su negocio a su casa. Finalmente, a mediados de los 90’ pudo rehacer su librería que hasta el día de hoy está ubicada en el mismo lugar.

Su hija, Patricia Múñoz, es quien lo ayuda con el negocio. Maneja las páginas digitales y lo incentiva para que acepte propuestas, como por ejemplo, salir en televisión.

Ella describe a su padre como una persona muy bajo perfil y que se mantiene al margen de los medios y la tecnología. Recuerda la única vez que lo vio feliz y entusiasmado con la TV, cuando en el 2016 Karen Bejarano fue a la librería para grabar un reportaje del programa “Una Vuelta a la Manzana” que fue presentado en el canal Mega.

Venta de vinilos en “Libros de Ocasión”

Razones para visitar el lugar

La librería de don Héctor tiene sello propio. Primero, por la dimensión del lugar; luego, por la gran cantidad de libros y el orden que tienen.

Al llegar te darás cuenta del olor característico, que ninguna otra tienda tiene (ya que éstas huelen a desodorante): huele a hojas de libros antiguos.

Si buscas desconectarte o recordar viejos tiempos entonces tienes que ir, está lleno de decoraciones antiguas, televisores, máquinas de escribir, hasta hay sillones para que puedas sentarte para mirar libros, revistas, estudiar o simplemente pensar, todo esto acompañado con un exquisito silencio, y puede que vayas justo en el día que se realice algún taller (literatura, escritura, etc) y te inviten a quedarte.

Y lo mejor, si necesitas ayuda o alguna recomendación puedes preguntarle al mismísimo dueño, quien con gusto te ayudará. Esto e infinidades de características del lugar es lo que hace que el emprendimiento del librero sea único.

Entrada de la librería “Libros de ocasión”

Parque Almagro, espacio turístico, de diversión y distracción

El Parque Almagro, ubicado en la comuna de Santiago Centro, fue creado en 1983. Con una extensión de  12 hectáreas en donde podemos encontrar diversos juegos para la diversión de los pequeños del hogar, además de la estatua Ecuestre de Diego de Almagro y  un conjunto de  bloques de piedra de gran tamaño.

En sus alrededores se observan atractivos lugares de interés público, como dos Monumentos Nacionales, el Palacio Cousiño y la Iglesia de Los Sacramentinos. Además, en sus cercanías esta también el Paseo Bulnes, la calle San Diego reconocida por la venta de libros, el centro de eventos Juegos Diana y la Universidad Central de Chile, lo que hace de este parque un recinto concurrido por universitarios manteniendo con vida el interior de sus áreas verdes.

Parque Almagro, Santiago Centro.

Paso a diario por este parque, sin embargo, nunca me había detenido a mirar que podemos encontrar, la diversidad de personas que acude a diario, el buen ambiente que se siente desde que se observa a lo lejos.

Recorrido

Caminando desde la costa hacia la cordillera, se puede observar el largo del recinto y el amplio verde interminable del camino, el cual tiene tres separaciones que abarcan el tramo desde la calle San Ignacio de Loyola hasta San Diego.

Lo primero que interrumpió mi vista es la pileta del primer sector del parque. En su alrededor se encontraban grupos de jóvenes compartiendo, leyendo y comiendo.

Pileta ubicada en el centro de una de las áreas del Parque Almagro.

Seguí mi caminata hasta la calle Lord Cochrane, en donde se encuentra una de las sedes de la Universidad Central de Chile y en Centro de Extención de la misma casa de estudios. Al cruzar la calle, se observaba un ambiente más familiar, pequeños niños jugando y observados por los adultos que acompañan. Algunos jugaban a la pelota y otros en los juegos que se encuentran en el centro del segundo bloque del parque.

Pequeños jugando a la pelota en Parque Almagro.

Cuando atravieso la calle Nataniel Cox para llegar a la tercera parte y final del parque, se puede observar el inicio del Paseo Bulnes, otros dos edificios de la Universidad Central y en el centro del sector se observan los grandes bloques de piedra.

Al llegar ahí me encantó la diversidad de culturas que pude observar, unas cuantas familias de raza negra se encontraban caminando por el sector. Las familias se veían felices y cómodos transitando por el parque.

Pequeño niño inmigrante quien comparte a diario junto a su familia en el Parque Almagro y sus alrededores.

El Parque Almagro es un lugar que es concurrido a diario por muchas personas, quienes agradecen las áreas verdes dentro de un sector tan céntrico y rodeado de edificaciones. El lugar, ha logrado posicionarse como un lugar de visita turística y distracción para familias, es un lugar para compartir y disfrutar de la naturaleza que lo compone.

 

 

Juegos Diana: recuerdos y actividades

Hay muchos lugares en Santiago que esconden historias sujetas a una realidad distinta a la que vivimos el día de hoy, y que si le preguntas a tus abuelos, padres o tíos, recordarán gratos momentos y vivencias en esos lugares.

Una de ellas son los Juegos Diana.

Fachada de Juegos Diana

Con el fin de entregar diversión sana para niños y adultos, los Juegos Diana nacieron en 1934 con un sencillo rifle a balines y tiro al blanco, y posteriormente su dueño, Roberto Zúñiga Peñailillo, comenzó a integrar al lugar otras opciones, como un carrusel para los más pequeños, la famosa Rueda de Chicago, y hasta juegos electrónicos formando un popular parque de entretenimientos.

Indicador de espacios en Diana (ubicado entre el restaurant y “Koton Candy”)

La Diana

Hoy, este lugar desarrolla una nueva etapa en entretención en la que podrás encontrar no sólo juegos o espejos panorámicos.

Estamos hablando de un teatro en donde podrás desde ver una obra a una exposición de arte o hasta cursos musicales, una sala multiuso, una pequeña tienda de accesorios y un restaurante.

Entrada al restaurant por calle Arturo Prat.

Conservando el mismo nombre que la diosa mitológica cazadora en la que se inspiró Roberto para crear el parque de juegos, el restaurante “Diana” posee una amplia carta de picoteos, platos de fondo, pizzas, especial de menú niños, ensaladas, postres, cafetería y alcoholes.

De la carta no puedo dejar de recomendar el pan de campo al horno con fondue de queso para compartir ($5.600) y la fresca sangría al más puro estilo español ($6.800)

Teatro La Diana 

Además, el teatro de Diana maneja una constante cartelera de espectáculos en la que encontrarás exposiciones gratuitas, festivales de arte con una entrada que no supera los $6.000 para público general, o visitas guiadas en el lugar.

Fachada teatro Diana por calle Arturo Prat.

 

Tienda de accesorios

La creación de la pequeña tienda “Koton Candy” resulta ser el más reciente atractivo que maneja Los Juegos Diana. Ropa extravagante de diseñadores independientes, cintillos de niña, carteras con forma de gallina y peluches son algunos de los artículos que ofrece esta adorable tienda, que por cierto, también los ofrece por módicos precios.

Tienda Koton Candy

¿Cómo llegar?

Ubicado Arturo Prat #435, en Espacio Diana podrás vivir una experiencia única e inolvidable gracias a la variada gama de entretención que tiene actualmente.