El Patio Bellavista como un lugar familiar

El Patio Bellavista por la tarde es el lugar ideal para pasar un buen rato, comer rico y disfrutar  en familia.

Por lo general, este lugar se relaciona a bares y entretención nocturna, y aunque es un centro importante de la bohemia santiaguina, si pasas un poco más temprano te encontrarás con un lugar ameno y familiar.

Patio central del patio Bellavista.

Ese pequeño cuadrado de Santiago es como un portal a otro mundo: su interior es diferente al entorno que le rodea. Lleno de restaurantes, bares y restobares, unidos en una arquitectura llamativa, junto a pomposas estatuas lo hacen un lugar agradable al cual entrar, aunque sea solo a comprar artesanía.

Puestos de artesanía chilena, se centran en el Cobre y el Lapislázuli.
Estatua del toro, en el segundo patio .

Dónde comer

El patio se caracteriza por su gastronomía que es muy variada y va desde sushi hasta pastas: hay para todos los gustos. Solo es un problema para los indecisos.

Esta vez entramos a un pequeño local a inicio del patio que se llama “The Pizza Factory“, con una gran variedad de pizzas de todo tipo: prosciutto, camarones e incluso la tan odiada por algunos… piña.

Claro, también hay cervezas: importadas y nacionales, de estilo Ale Lager, cervezas de trigo o sin alcohol, así que no es necesario entrar derechamente a un bar para beber bien.

La competencia es tan alta que obliga a los locatarios a tener gran variedad de todo. El resto bar, a pesar de ser algo pequeño, es acogedor, tiene buena música y la decoración está acorde al patio, elegante y urbano.

Sector terraza de The pizza factory.
Cerveza negra Lager y limonada

La alternativa

Si no quieres beber o comer en un restaurante, el patio cuenta con una variedad de cafetería y locales donde venden cosas dulces.

Esta vez pasamos a un puesto de crepas francesas llamado “Cool crepes“: dulces y saladas. Con una gran variedad de sabores en sus dos formatos, con base en Nutella y crema las dulces y las saladas, vegetarianas y “normales” (con alguna proteína de origen animal).

Tienen tres menús, iguales pero en distintos idiomas: francés, inglés y español. Este local tiene un puesto fijo en el patio Bellavista, pero también tienen un carrito para fiestas disposición de quien quiera contratarlo.

Puesto fijo, con los tres menús en distintos idiomas y con la facultad de ver como preparan tu crepa.
Crepa dulce Triple Tentación, con: plátano, frutilla y crema chantilly.

El Patio Bellavista tiene esta dualidad maravillosa que la hace perfecta para visitar de día y de noche, gracias a su variedad y cultura que es apta para toda la familia, sobre todo en el día.

Al ser un lugar cerrado, cuenta con auxiliares de aseo y guardias de seguridad, lo único que se podría considerar no muy grato es que los baños públicos son pagados, es decir, si no eres cliente de ningún local (que tienen baño) deber pagar para poder usar los del patio propiamente tal.
El Patio Bellavista se encuentra en la esquina de Pío Nono con Bellavista, abierto de 10:00 AM a 3:00 am

Belleza y mística en torno al Parque Forestal

El Parque Forestal es uno de los sitios más acogedores de la ciudad, con lugares que aumentan increíblemente la calidad de vida de cualquier persona que viva a su alrededor. En este espacio se reúnen distintas actividades recreativas y sociales, convirtiéndose en un espacio emblemático de la expresión y cultura santiaguina.

No es el parque propiamente tal lo que llena de valor todo este espacio verde y pequeño pulmón de aire fresco, sino que también es la particular arquitectura que le rodea, llena de estilos del Santiago antiguo combinándose con la modernidad, dándole un misticismo muy poco común en el resto de la capital.

Una de las cosas más particulares de aquella arquitectura, son las diversas entradas o puertas de cada uno de los edificios, con diseños distintos en sus rejas, que combinan con los colores e iluminación de cada edificación. Así se transforman en portales visualmente atractivos, con colores llamativos pero muy armoniosos, sobre todo en la noche, cuando se mezcla con el ambiente bohemio por su cercanía al barrio Bellavista

4 rejas de las entradas de los distintos edificios que rodean el parque.

Decoraciones

Otra de las llamativas características es la mística que se materializa en las decoraciones personalizadas de los departamentos, ya cargados de una belleza auténtica y diferente.

Los habitantes de estos edificios sin dudas deben tener cercanía con el romanticismo, el arte y la armonía con su entorno.

Balcones adornados con lo que parecen ser hombres de paja, colgados desde el cuello, da una primera impresión de perturbación. Pero el sentido estético y la manera en que están dispuestos en las ventanas, colgando junto a verdes plantas, es simplemente un deleite visual y de sensaciones agradables, con el color marrón invadiendo las miradas que se disparan desde el centro del parque forestal.

Departamento con abundantes plantas, coronado con figuras de hombres colgando.
Hombres de paja colgando desde una ventana a modo de espejo.

Un paseo totalmente gratis, por partes que parecen de un museo al aire libre, complementando un viaje que puede partir con el museo de Bellas Artes.

Colores, formas, diseños y estructuras que invaden todo lo que rodea al parque forestal. Sin dudas, un espacio que vale la pena rescatar y sobre todo cuidar, como icono de nuestra cultura artística, de eventos sociales y lugar para algunos más románticos que funciona como una perfecta fuente de inspiración y belleza.

Las caminatas nocturnas pueden ser un verdadero placer en noches de verano.

Para llegar al Parque recomendamos ir en metro hasta la Estación Baquedano y luego caminar por calle Merced en dirección hacia la Plaza de Armas. Que la vista los vaya guiando.

 

Japón fuera del Sushi

Donkame Yoko es un pedacito de Japón en Chile que transporta a través de de los sabores a un Japón profundo y alejado del típico sushi.

La comida japonesa es mucho más que el California roll, el sushi Maki furai o esas invenciones como el gohan que venden fuera de las universidades ( el Gohan es solo arroz, pero veden por Gohan una especie de Sushi al plato).

De todo eso se aprende, gracias a una visita a una picada de comida japonesa como es Donkame Yoko, un lugar pequeñito y acogedor ubicado en Bellavista 0376, Providencia.

Entrada Donkame Yoko (foto: Lacasadejuana.cl).

Los chef son Masahiro Yokoyama y Keiko Yokoyama, padre e hija, ambos japoneses, que se encargan de ese sabor japonés de verdad.

Don Yoko (como llaman al señor Masahiro) a pesar de que vive en Chile desde hace ya algún tiempo, no maneja del todo el español, en cambio su hija lo habla a la perfección.

El restaurante a pesar de ser pequeño es sumamente agradable. Tiene una decoración que transporta a lo que sería un local de comida pequeño en el país del sol naciente; tiene las máscaras de Oni (demonios que alejan la mala suerte), las muñecas y telas con imágenes de teatro Kabuki, que es pura cultura japonesa.

La cocina está oculta de los comensales solo por unas cortinas que al entrar y salir de las meseras dejan al descubierto la forma en la que trabajan los chefs.

El local es pequeño, tanto que de largo solo caben tres meses y un refrigerador.
Lienzo con imágenes del teatro Kabuki. Este teatro es milenario y es considerado. Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad

La comida

El menú está compuesto por uno fijo y uno del día llamando “Makunouchi bento” (bento es almuerzo y Makunouchi algo así como sorpresa) el cual es una caja de bento japonés que generalmente trae arroz, ensalada y sopa de miso como base, además de los agregados que cambian constantemente.

Bento de pollo rebosado conocido como tempura (Foto: adm.1.cl).

El menú fijo se divide en cuatro: el primero es la entrada, con aperitivos como el karage (pollo frito japonés), el tofu frito y las gyosas (empanaditas al vapor) que en lo personal sin mis favoritas.

Luego vienen las sopas, que en realidad son cuatro tipo de ramen con una sopa de base diferente en cada caso, con miso, soja o de pollo, a elección de los clientes. Eso sí, la base de soja tiende a ser algo más fuerte en sabor que las demás.

Gyosas de cerdo (foto:800.cl)
Ramen base de soja, con cerdo, huevo, nori y cebollin.

La tercera parte del menú son los donburi, que se caracterizan por venir en un tazón, ya que eso significa la palabra.

Es por lo general un tazón con una base de arroz con agregado por encima, como el katsudon, tendon e ikatendon, etc. Todo lo que finalice en don es que viene en un tazón, contundente y sabroso.

Katsudon: Base de arroz, cerdo apanado y huevo revuelto con verduras.

Por último, están los platos para compartir, esos típicos que se ven en las series animadas que se ponen en el centro de la mesa y las personas comen desde ahí.

Comida caliente con caldo humeante para compartir. El Tsukiyaki y el Onabe sin ideales para un día de frío y, si eres valiente, en un día de verano será un gran reto.

La gracia de estos platos, además de que se comparten, es que representan una forma diferente de tomar sopa, respecto de lo que estamos acostumbrados.

Tsukiyaki: Fideos de arroz o papa, con col china, tofu y carne.

Los platos como el Katsudon y el Tsukiyaki tienen un toque dulce justo para tener un sabor diferente a la cocina de esta parte del mundo, lo mismo pasa con otros platos.

Esta picada es excelente para salir del sushi y conocer por medio de la comida esa parte de Japón casera que ignoramos.

Donkame Yoko abre de lunes a viernes de 12:30 a 16:00 / 19:00 a 22:00; los sábados de 12:30 a 16:00.

Una noche en Patio Bellavista

Al ser un estudiante rancagüino en Santiago, conocer la capital siempre es un panorama agradable. Me recomendaron conocer el Patio Bellavista con mis amigos, que no me iba a arrepentir: era cierto.

Al llegar, me encuentro con una enorme cantidad de personas, muchos extranjeros y locales que rodeaban cuadras enteras. Allí se escondía un mundo que desde una ciudad minera como Rancagua, nunca habría conocido.

Me bajé del metro Baquedano, pasé el puente de los candados y la Facultad de Derecho de la U. Chile, cruzamos la calle y me dicen “llegamos al bella”.

Una de las entradas al Patio Bellavista

 

La verdad es que al principio me sentí decepcionado porque solo vi carritos y locales de comida rápida. De repente entré por un pasillo estrecho y empedrado, solo veía unas luces al fondo.

Al final, ocupando el interior de una manzana, estaba el Patio Bellavista, un hermoso lugar que mezclaba todo lo que me gusta: comida, música en vivo y un ambiente agradable para compartir con amigos.

Música y comida

Lo primero que veo al entrar es un local que estaba en un piso inferior, lleno de mesas y con un escenario para música en vivo, el tan solo ver eso ya me había cautivado.

Piso inferior, Patio Bellavista

 

Luego caminé para ver los diferentes tipos de locales. Había esculturas y pinturas en los pasillos que embellecían aún más el lugar. Pasé por pequeños locales que vendían joyas y cosas así, no todo era comida.

Esculturas del Patio

 

Terrazas a la calle

Seguí recorriendo el lugar, maravillado por los finos locales y excéntricos platos que algunos se servían.

Decidí sentarme a comer algo, pero no quería quedarme adentro de algún local, quería quedarme en una terraza, fue ahí cuando por unos de los pasillos que da a la salida por la calle Constitución, vi que los algunos locales también tenían mesas junto a la calle separados por plantas de los autos que pasaban. Eso lo encontré muy lindo y me quedé ahí.

Terrazas, Mr. Jack

La verdad es que los precios para un joven estudiante son muy elevados, pero, sin duda, valen la pena por la comida y el grato ambiente que hay.

Terminando mi recorrido volví a entrar al patio y lo pude apreciar de noche. En ese momento me convencí que es un lugar hermoso y que todos deberían conocerlo. Las luces, la música, los platos y la cordial atención hacen de este patio un lugar exclusivo, único y 100% recomendable.

Patio Bellavista de noche

Más de 25 restaurantes, tiendas, actividades, hotel y hasta estacionamiento subterráneo, en buen chileno este lugar lo tiene todo.

Mesas con música en vivo, piso inferior

¿Cómo llegar?

No conozco mucho los recorridos de micros, por lo que siempre que he ido en metro. Está a 2 cuadras de metro Baquedano (Línea 1 y 5), entre las calles Bellavista, Pío Nono, Constitución y Dardignac.

Atiende de Domingo a martes de 10:00 a 02:00 hrs; Miércoles 10:00 a 03:00 hrs y Jueves, viernes, sábado y vísperas de festivos 10:00 a 04:00 hrs.