El paseo de los muebles de madera

Hay muchos paseos en Santiago que son dignos de conoces, visitar frecuentemente y recorrerlos, ya sea de paso o de paseo. Claramente unos más estructurados o demarcados que otros; entre esta última categoría, está el paseo de muebles de madera, ubicado en Avenida Matta con la calle Lord Cochrane, a pasos del metro Parque O’higgins, que calza como un paseo natural por la disposición de sus tiendas.

Y es que, lo que caracteriza a este sector, son las dos cuadras con cerca de diez locales en que artesanos venden sus creaciones con variadas maderas y a interesantes precios.

  • Muebles para la pieza como la especialidad de la tienda ubicada en el #1398 de Av. Matta, según nos cuenta el artesano encargado del lugar, Francisco, quien dice que las manualidades son lo suyo y que por eso lleva veinte años en el rubro.
    13149894_10209975346489275_17561408_n
    La entrada del local

    Él cuenta que trabaja principalmente con Roble, Raulí y Lenga y que, por lo que se puede ver con solo ingresar, son los muebles para piezas lo que vende principalmente, desde camas, incluyendo cunas, hasta armarios. Además, agrega que puede hacer muebles a petición del público.  Los precios son variantes, por ejemplo el de las cunas es desde ciento cincuenta mil a trescientos cincuenta mil, dependiendo modelo.

  • Terrazas para pubs y hogares, es el segundo dato interesante del paseo.
    En el #1387 uno encuentra a Marcela Carvajal,

    13115557_10209975345969262_581149377_n
    Terraza sencilla

    dueña de este local que, a diferencia del anterior, tiene como especialidad la creación de implementos para ambientes de living y/o comedores. Marcela cuenta que trabajan con maderas diversas, entre esas el Pino Oregón, Coigue, y Roble, que finalmente se traducen en la especialidad del local que son las terrazas que venden a locales de comida, pubs, o a personas que buscan decorar su jardín. Los precios de estas varían entre los doscientos ochenta mil pesos.

  • “El arte para crear una silla”,
    13115516_10209975345729256_33764120_n
    Frontis de la mueblería El Esfuerzo

    es como define Gladys Olave el rubro en que se desarrolla. Glayds es la dueña de la tienda en el #1379, que lleva 40 años ubicada en el mismo lugar. En un comienzo, partieron con artículos para escaleras, como barandas. Pero luego de un tiempo, se pasó a crear muebles más complejos y se especializó en las sillas y pisos, las que varían entre doce mil y treinta y cinco mil pesos.

 

Según se puede observar de manera general, es que la variedad de muebles no es demasiada entre locales. Sí, efectivamente uno va a encontrarse de todo, pero la diferencia entre tipos de muebles en general no es mucha, ya que, como se escuchaba por ahí, entre los creadores de estas obras no son tan creativos y se van copiando. Si bien, uno espera sorprenderse por cada local que pasa, esta ansiedad queda de lado cuando se ve que la proyección del paseo es bastante larga con respecto al tiempo, porque pese a la competencia, los locatarios aún pueden ser humildes y compartir ideas.

La tecnología ha avanzado bastante, pero no tanto aún como para no necesitar muebles. Es por esto que, mientras puedan, vayan a darse una vuelta por estos locales que entregan bonitas piezas y un olor muy agradable a madera por cada local que se entra.

 

 

Fermín Vivaceta; el arquitecto para obreros

200px-Fermin_Vivaceta
Monumento a Fermin Vivaceta, ubicado en Alameda con Diagonal Paraguay

Fermín Vivaceta Rupio nació en el año 1827 y se desarrolló en una familia compuesta por obreros principalmente. Mientras estudiaba de vespertino trabajó de aprendiz en un taller de ebanistería desde los 11 años. A los 19 años comenzó a estudi dibujo lineal en el Instituto Nacional. Con esto, y con los estudios de geometría y matemáticas, se convirtió en el primer arquitecto autorizado por el gobierno para ejercer como tal. Así también, quedó capacitado para dar clases a los obreros.

 

Frontis Mercado Central

En su periodo como profesor se le encargó distintas obras arquitectónicas. Ejemplo de esto es la construcción del edificio de la Casa Central de la Universidad de Chile ubicado en plena Alameda, o la Torre de la Iglesia San Francisco, ubicado entre San Francisco y la calle Londres. Otro ejemplo, es el conocido Mercado Central, ubicado en metro Cal y Canto.En tanto, en Valparaíso, edificó en conjunto a otros arquitectos el frontis del Portal Tagle, la Iglesia de los doce apóstoles y el Club Masónico.

A los 31 años hace ingreso a la Junta Directiva de la Sociedad de Instrucción Pública, donde trabajó en el fomento y construcción de las escuelas vespertinas para que los obreros pudieran educarse. Además, fue profesor e inspector en estos mismos establecimientos.

Llegando a los 38 años, durante la Guerra Hispano-Sudamericana, se trasladó a Valparaíso para trabajar en el cuerpo de bomberos como voluntario. En esta ciudad se quedó a vivir definitivamente, donde luego de su llegada, ingresó a la Sociedad de Artesanos de Valparaíso y fundó, en 1877, junto a otros personajes, la Sociedad de Trabajadores. Esta tenía como objetivo eliminar los conventillos y construir viviendas dignas para trabajadores de la ciudad.

Fermín Vivaceta puede considerarse como un Santiaguino Ilustre por el sacrificio puesto en aprender para enseñar a los demás obreros y dignificar sus condiciones de vida. Es por esto que lo podemos considerar como el arquitecto para obreros, ya que de una u otra forma desarrolló su vida en pos del desarrollo de los demás y propulsar el aprendizaje de los trabajadores.

Frases para un buen día

12966826_10209799899103200_891929627_n
El frontis de la rotisería Oncina

En Agustinas 1518 con San Martín, se encuentra la rotisería Oncina. Lugar que ha causado relevancia en el sector, más allá de lo que ofrecen o por ser un mini market muy completo. Lo que la caracteriza, y hace agradable este local, es la publicación semanal de distintas frases, las cuales se escriben en una pizarra que es colgada en el ventanal.

12966073_10209799908103425_1361862185_n
Don Jaime, dueño de Oncina y principal impulsor de las frases para un buen día.

Conforme a lo que nos cuenta Don Jaime, dueño de Oncina y principal promotor de “las frases para un buen día”, adoptó esta modalidad desde el año 1990 aproximadamente. “La idea la saqué de unos colegas que tenían una bencinera en Curicó con Lira, donde también ponían sus frases”. Según afirma, este acto fue el puntapié para que tomara la iniciativa durante largos años que fueron marcados por la publicación de frases sacadas desde internet, libros o películas, que van desde chistes a oraciones para la reflexión, como “no, tú nombre no. Pregunté quién eres”.

La popularidad alcanzada por este “publicación semanal” fue tal que, con cierta periodicidad, las personas acudían a comprar al lugar de la mano con el aporte de alguna frase. Otros fanáticos, en cambio, obsequiaron libros de su propia autoría.

12966507_10209799878142676_1873905540_n
La frase publicada para la última semana

Esta intervención se vio mermada por la desgana, ya que fue hasta hace aproximadamente dos años atrás que Jaime dejó de escribir en su pizarra. Sin embargo, en la actualidad, la modalidad se sigue utilizando, pero no es el mítico Don Jaime quien se hace cargo de esta. Resulta que, luego de dejar el rubro de las frases de lado, se hizo cargo su socio don Claudio, de recuperar lo clásico de este local.
Hoy, esta rotisería cuenta con la tecnología que cada local necesita para
subsistir dentro de la ciudad, como el servicio
a domicilio que ofrece. Sin embargo, las frases para
comenzar un buen día, siguen siendo parte de la tradición que acerca a las personas que pasan por fuera.

Tres novedades de Bulnes

Entre los lugares para distinción, tanto para entretenerse como para disfrutar de comidas y bebestibles, se encuentra el Paseo Bulnes, ubicado en el corazón de Santiago. Que consta de una serie de locales a lo largo del paseo, de los cuales hoy destacamos tres.

  • Restobar Hambre

Se encuentrSin títuloa en el 395 del paseo, casi llegando a parque Almagro. De este destaca su menú con almuerzos de autoservicio a tres mil pesos que incluye un plato principal, ensalada, consomé, postre y jugo o bebida. Según dice el encargado del local, el público es particularmente de oficinistas, pero hace la invitación a todos quienes quieran disfrutar de una comida completa.

  • Cervecería el Mesón del Buen Comer

Este local de comida tiene una variedad destacada dentro del barrio. Durante el día entregan almuerzos con Sin título1menús de comida tipo cacera. Sin embargo, después de las seis de la tarde, el local se transforma en una cervecería, lo que principalmente es su especialidad debido a las cerca de 20 marcas y tipos de cervezas que importan.

  • El barcito Feliziana 

Este bar tiene una lógica parecida a los anteriores con respecto a horas dsiudhsio2y modo de entregar las comidas. La diferencia, principalmente es que se ofrece una carta variada de tragos, como lo son cervezas hasta mojitos.

Además de esto, cuentan con una idea novedosa con respecto a la comida de almuerzo. Ya que los clientes pagan por una ensalada base, pero que luego de pasar pordsiudhsio2 un mesón, se les agrega ingredientes a gusto para que esta no carezca de sabor ni contundencia por un costo que se acerca a los cuatro mil pesos.

Con este itinerario dejamos la sugerencia realizada para quienes paseen o se encuentren por el centro de Santiago. Además de la invitación para que nos comenten cualquier otra recomendación dentro del sector.

 

Jerarquía después de la muerte

El nivel de impacto que generan ciertos lugares se sienten, por lo general, desde que llegas al punto de inicio. Pero la diferencia de esta visita al Cementerio General, es que antes no me había fijado en lo demarcada que es la jerarquización dentro del. Se separa principalmente en tres; el popular, de los más pudientes y/o poderosos, y el sector de los contrarios a lo que significa el yugo católico.

Continua leyendo “Jerarquía después de la muerte”