Cinearte El Biógrafo, totalmente independiente

Ubicado en el barrio Lastarria, comenzó en la década de los 80’s como una sala de ensayo, donde publicistas mostraban sus trabajos. El cambio vino cuando la empresa Transeuropa Chile Limitada adquirió el lugar, transformándolo en uno de los cines “alternativos” más importantes de la capital.

Los nuevos dueños, crearon el café anexado al cine, donde los clientes pueden tomar y/o comer algo, antes o después de la exhibición del film.

Tipos de Pizza del Biógrafo

El Cine El Biógrafo es una excelente alternativa para aquellos que son fanáticos de las películas independientes, ya sean de origen europeo o norteamericano. Carteleras con este tipo de películas, son parte desu esencia.

Santiaguinos diferentes

Se siente un ambiente distinto al entrar a edificio ubicado en José Victorino Lastarria 181.

Se observa gente distinta a la que se encuentra en los cines convencionales, conversaciones con otro tono intelectual, ya sea, filosofía, política o literatura. A diferencia de los otros cines donde no se ofrece un punto de encuentro como en El Biógrafo, se genera un ambiente íntimo y tranquilo.

A pesar de este ambiente, se genera una pluralidad y una diversidad en el público objetivo, permitiendo un acceso los niveles sociales y a todas las edades.

Esto se ve reflejado en el tipo de películas que exhiben, que requieren un esfuerzo mayor para lograr el entendimiento, ir más allá de lo convencional y de lo superficial.

Fachada del cine, desde la calle Lastarria.

A diferencia de otras salas de cine arte, como el Cine de la UC o el Cinearte Alameda, que pertenecen a otras instituciones o fundaciones, El Biógrafo es completamente independiente, sosteniéndose económicamente a través de la venta de entradas de películas exhibidas y lo recaudado en el café.

Cartelera Actual: Lunes a Domingo: Frantz (Todo espectador +7) Horarios: 15.30 y 19.30 hrs. Polina, danser sa vie (Todo espectador +7) Horarios: 17.15 y 21.30 hrs.

Entrada general: Jueves a Domingo: 4.000; Lunes a Miércoles: 3.000

Alejandro “Mono” González, 3 años en el Persa

Alejandro “Mono” González.

Alejandro González, nació en Curicó en 1947. Es artista, escenógrafo y muralista chileno y sus obras apuntan a problemáticas y ámbitos, sociales como políticos.

Perteneció en la década de los 60’s a las Juventudes Comunistas, siendo uno de los primeros partícipes de la Brigada Muralista Ramona Parra.

Pinta desde esa época, sigue pintando en la actualidad y lo seguirá haciendo. Ahora se lo puede encontrar en el galpón 6 del Persa Victor Manuel, ubicado en calle Placer con Víctor Manuel del Barrio Franklin, donde cada día da vida a la Galería Taller del Mono.

Aproximadamente a las 10 de la mañana, comienza a montar su exhibición, rodeado de otros puestos en donde se venden, libros, videojuegos, antigüedades y música.

González le pone una cuota de arte al galpón y sobresale, mientras los demás están dentro de sus galerías, “el Mono” muestra un desfile de pinturas por el pasillo.

Una de las obras expuertas en el Persa.

González intenta rescatar la esencia del arte popular, aquello que está presente en los lugares dónde se genera interacción, donde se generan relaciones sociales y culturales.

El barrio Franklin, lo refleja siendo un lugar donde se genera una pluralidad y diversidad que son únicas. Es un lugar con autenticidad.

En un lado pueden estar vendiendo libros, mientras que en el puesto de al lado empanadas y el que está al frente sea un servicio técnico de computadores.

Artista en tereno

“El Mono” González, también trabajó junto a un colectivo la fachada del Persa, que actualmente está cubierta por un gran mural, que refleja lo que ocurre día a día en el Bío- Bío, resaltar la identidad del barrio.

 

Uno de sus trabajos característicos.

El que fuera autor de “el primer gol del pueblo chileno”, junto al pintor Roberto Matta y miembros de la brigada Ramona Parra, cumple en junio 3 años con su galería en el Barrio Franklin: “Voy a cumplir 3 años en junio, estoy acá para “educar”, para que la gente vea arte, hay días en los que no vendo nada, pero da igual, estoy acá para general un aporte social y cultural al persa”.

“Acá los arriendos salen 70 mil pesos la galería, mi espacio ocupa 10 galerías, verás como no tengo el dinero para arrendar las 10, me hacen un descuento por el arte que hago”, agregó el Mono.

El descuento que le hacen a González, lo toma como una forma de valorar su arte, como un premio que se ha ganado,debido a que siente que de alguna u otra forma, su arte está siendo valorado por los demás, el dueño del lugar.

Como llegar:

Metro: Bajarse en Estación Franklin y caminar hacia el este, pasar San Diego y Santa Rosa, hasta Víctor Manuel.

Micro: 205,230,209, E04, 227, D07 y bajarse en Sta. Rosa y caminar hacia el este.

Museo chileno de Arte Precolombino

Entrada al Museo, en calle Bandera con Compañía.

En medio del centro de Santiago, a pasos de Plaza de Armas, Bandera 361 esquina con calle Compañía y con 36 años de existencia, se ubica el Museo chileno de Arte Precolombino.

El edificio tiene una fachada especial, debido a que es una de las pocas “construcciones coloniales” que han sobrevivido a la modernización, con un  estilo arquitectónico con las influencias neoclásicas de fines del periodo Colonial. Antiguamente fue el Palacio de la Real Aduana de Santiago, que también llamado “tribunales viejos” debido a que edurante un tiempo permitió el funcionamiento de la Corte Suprema.

El Museo chileno de Arte Precolombino fue fundado por el arquitecto Sergio Larraín García-Moreno en 1981, gracias a su colección de piezas arqueológicas del periodo anterior a la conquista de los españoles.

Su intención fue hacer un aporte a la cultura, luchar contra el desconocimiento sobre los pueblos originarios, además de reconocerlos como una raíz común dentro de todos, un antecesor.

Entre 2011 y 2014 estuvo cerrado debido a los trabajos de remodelación y ampliación para aumentar las dimensiones de las salas de exhibición, para permitir la incorporación de más piezas de la colección.

5 mil objetos

Actualmente el museo cuenta con una gran sala subterránea en la que se puede apreciar un gran despliegue de elementos, en especial de la cultura mapuche, que constituyen una forma única de aproximarse a su cultura.

Adicionalmente, el aspecto antiguo del edificio lo da un atractivo adicional al momento de visitarlo. Si bien es de la época colonial y las obras artísticas del museo son de un periodo anterior al Chile Colonial, el mismo ambiente transporta al pasado a través de más de 5 mil piezas presentes en sus exposiciones. Entre ellas destacan sus presentaciones temáticas, tales como “América  Precolombina en el Arte”, donde hay piezas de Mesoamérica, El Caribe, Amazonas, Andes Centrales y una sala textil, “Chile antes de Chile”, donde se encuentra material de todos los pueblos que habitaban lo que hoy conocemos como Chile.

Los nudos Incas o quipus en una de las vitrinas del museo.
Platería Aymara con la explicación de su uso y significado.

Sala interactiva

El museo cuenta con una sala interactiva, en la que se pueden realizar diversas actividades, especialmente para las niños. Tiene juegos de aventura y de estrategia, además de un juego de baile, donde aparecen danzas de las culturas que habitaron el continente americano.

Según el sitio turístico santiagocapital.cl, es uno de los museos más importantes y visitados de Chile.

Como llegar en transporte público:

Metro: Estación Plaza de Armas y caminar por calle Compañía de Jesús hacia el oeste. Micro: 504, 505, 508, 514 y bajarse en calle Compañía de Jesús. Entradas y Precios: Entrada General: $4.500; Estudiante con credencial: $2.000; Presentando tarjeta Vecino de Santiago: $2.000; Menores de 10 años y escolares en grupos: entrada liberada. Entrada liberada primer domingo de cada mes.

Horarios y Calendario: Martes a Domingo de 10 a 18 hrs.; Se sugiere que el ingreso sea antes de las 17:30 hrs. Lunes: Cerrado.