¿Qué hay en el Odeón de la Plaza de Armas?

En esta ocasión me dirigí a la Plaza de Armas, específicamente al Odeón que está ubicado en aquella zona.

13076540_10209321532142443_4746956534198239317_n
El Odeón. Foto por: Christian Quinteros Rodríguez.

No sabía con qué me iba a encontrar, solo se me ocurría encontrar a personas jugando ajedrez. Esto debe ser porque cuando era pequeño, veía grupos de personas realizando esta actividad en el lugar.

Finalmente no encontré nada de lo que me imaginaba. No había personas dentro del lugar, no había mucho ánimo, si no que todo lo contrario.

Todas las personas que estaban aquí, parecían venir a descansar.

13015260_10209321543782734_5940684812471705983_n
Toma general del Odeón de Plaza de Armas. Foto por: Christian Quinteros Rodríguez.

Cada uno en su “mundo”, la mayoría de los que estaban sentados permanecían solos y se veían muy pensativos.

Parecía ser el lugar perfecto como para detenerse a reflexionar sobre tu propia vida o para encontrarse con alguien (utilizando la zona como un punto de referencia).

Hasta las palomas utilizaban este sector para analizar la vida.

13076955_10209321540102642_5971589313837296981_n
La vista desde dentro del odeón. Foto por: Christian Quinteros Rodríguez.

Debo reconocer que la vista no era de lo mejor. Lo más lindo de ver fueron las áreas verdes que existían allí. Muchos árboles y plantas que le daban vida y color al territorio.

13043267_10209321546022790_854932938531575887_n
Palmera de la Plaza de Armas. Foto por: Christian Quinteros Rodríguez.
13083331_10209321535222520_159002252710913472_n
Vegetación del lugar. Foto por: Christian Quinteros Rodríguez.

Quizás elegí un mal día u horario para ir, porque más allá de lo entretenido que pueda resultar mirar árboles, no había algo más.

En internet  me pude dar cuenta de que tenía razón, definitivamente había escogido un mal día. Encontré un cronograma con varias actividades que se realizan en este lugar y que puedes ir a visitar y disfrutar.

Te invito a que vayas y pruebes qué tan entretenidas pueden resultar estas actividades. Tendrás la posibilidad de reprobar mi teoría que este lugar es aburrido.

A continuación te dejo la información necesaria en el siguiente link:

http://www.munistgo.info/plazadearmas/?page_id=616

Puedes llegar al sector directamente a través del Metro de Santiago, para ello, te debes bajar en la estación Plaza de Armas.

13015573_10209321534742508_6051389193447495392_n
Entrada al metro Plaza de Armas. Foto por: Christian Quinteros Rodríguez.

A continuación te dejo un video.

En él podrás ver qué puedes encontrar en el Odeón un día sábado por la tarde. ¿Será más entretenido que ir un día miércoles?

 Si tienes problemas para ver el video, puedes verlo en esta otra opción (Youtube).

¿Quién fue Enrique Mac Iver?

Enrique Mac Iver Rodríguez nació en Constitución el 15 de julio del año 1844, él fue un abogado, político y hombre del Estado chileno.

Mac-iver
Enrique Mac Iver. Fuente: http://segundinos.cl/web/calle-enrique-mac-iver/

Hijo de Henry Mac Iver Minnett, marino escocés nacido en Inglaterra y de Leonor Rodríguez, quien nació en Luanco, Los Ángeles.

Enrique comenzó su etapa escolar en el Colegio de los Padres Franceses en Valparaíso y posteriormente se trasladó a Santiago para seguir en la misma institución, pero en la capital.

El 25 de diciembre de 1864, cuando ya estudiaba leyes en la Universidad de Chile, se integró al Cuerpo de Bomberos de Santiago, donde permanecería por 58 años. Cinco años después, en 1869, Enrique se recibía de abogado.

En la Compañía de Bomberos, tuvo varios cargos, algunos de ellos fueron: Sargento, Tesorero, Teniente, Secretario, llegando a convertirse en el Director de la Institución en 1904.

En ese periodo, Enrique Mac Iver, hizo su aparición política al integrarse al Partido Radical. Fue Presidente del Banco Nacional hasta que fue elegido diputado por su ciudad natal en 1876, cargo en el que permaneció hasta 1918.

En 1891, participó en la revolución que destituyó del cargo al presidente José Manuel Balmaceda. Esto trajo como consecuencia que Jorge Montt Álvarez lo nombrara Ministro de Hacienda.

Paralelamente a su tarea política, Mac Iver se dedicó a estudiar la realidad nacional, principalmente los problemas que ocurrían en Chile a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX. Su obra más famosa en este aspecto fue “La Crisis Moral de la República”.

La calle Enrique Mac Iver, se encuentra en el centro de Santiago, entre las calles Miraflores y San Antonio, recorriendo de sur a norte desde Alameda Libertador Bernardo O’Higgins, hasta Ismael Valdés Vergara.

Mac-iver-y-Esmeralda-660x330
Calle Mac – Iver. Fuente: http://segundinos.cl/web/calle-enrique-mac-iver/

Esta calle fue llamada al comienzo como “Las Claras”, En este lugar existieron dos conventos: los Mercedarios por el norte y Santa Clara por el sur. En el siglo XX se le dio el nombre actual para homenajear al político y abogado, Enrique Mac Iver.

Mac Iver muere a los 78 años en Santiago, esto ocurrió el 21 de agosto del año 1922. Una pérdida para la historia de nuestro país.

Para llegar con facilidad a la calle Mac Iver, puedes bajarte en el metro Santa Lucía y caminar hacia el norte.

Sin título
Mapa para ubicar geográficamente la calle Mac – Iver. Fuente: https://www.google.cl/maps

Ahora ya sabes por qué se llama así y quién fue este personaje. En este lugar podrás encontrarte con locales, gimnasios, restaurantes, etc.

articles-80871_thumbnail
Enrique Mac Iver. Fuente: http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-80871.html

Más información en:

https://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Mac_Iver

Desayuno fuera de casa

1
Letrero del restaurante

En esta oportunidad decidí visitar un local de comida rápida. Se trata del “Dominó”, un local que mucha gente lo toma como opción, día a día, para poder consumir alimentos que resultan ser muy ricos.

Aunque muchos suelen ir a este local exclusivamente a consumir: “completos”, “lomitos”, “churrascos”, etc. Yo opté por ir a algo distinto, ir a tomar desayuno, la verdad es que me pareció una experiencia muy agradable.

2
Clientes del local

Es recomendable por el hecho de que la calidad y preparación de cada uno de sus productos resultan ser extremadamente ricos.

Comencé mi desayuno con un jugo de naranja recién exprimido. A mi parecer, estaba en el punto ideal de acidez, por lo tanto, no fue necesario echarle azúcar.

3
Jugo de naranja

Luego de un par de minutos, me trajeron una paila de huevos revueltos con tocino y queso derretido encima, todo esto con un delicioso pan tostado.

4
Paila de huevos revueltos con tocino y queso

Para acompañar esto con algo caliente, pedí un café con leche, el que me trajeron enseguida. A este sí le eché una cucharada de azúcar.

5
Taza de café con leche

En esos momentos solo me dedicaba a disfrutar, todos estos productos  se convirtieron verdaderamente en un “desayuno perfecto”, ideal como para comenzar un nuevo día.

No quería que se acabara por ningún motivo, pero esto tenía que llegar, tarde o temprano, a su fin. Con lo rápido que comía, sin darme cuenta, mi vista se transformó de esto:

7
Desayuno completo

A esto:

8
Lo que quedó del desayuno

La verdad es que, sin dudas, pienso en volver.

Quizás en otra instancia pida alguna de las variantes que hay para desayunar: “Jamón Palta”, “Desayuno York”, entre otras.

9
Ofertas de desayuno

Para obtener más información acerca del menú completo y del local en sí, puedes hacer click en el siguiente link:

http://www.domino.cl/inicio.html

El local que he visitado, está ubicado en el Patio de comidas del Mall del Centro. Además de este, existen otros en donde pueden detenerse a comer: Telepizza, Mc Donald’s, Burger King, etc.

http://www.vivoelcentro.cl/patio-de-comidas

Ahora ya sabes qué hacer y a dónde puedes ir cuando sientas que haces lo mismo de siempre. Tomar desayuno de una manera diferente es una buena opción para empezar un nuevo día.

10
El local “Dominó” ubicado en el Mall del centro de Santiago

¿Qué hay en Patronato?

El “Barrio Patronato” es aprovechado por muchos comerciantes, en los cuales se encuentran: coreanos, peruanos, chinos, árabes, etc. En esta temporada del año los locales se encuentran más vacíos, pues cuando no estamos cerca de navidad, note que sí es posible caminar tranquilamente por estos lugares.

Esta es la calle Santa Filomena, la cual atraviesa todo el sector del “Barrio Patronato”.

1
Esquina del sector
2
Entrada desde la calle Recoleta

Al seguir por esta calle, encontré un lugar donde sí existía una gran cantidad de personas.

3
Restaurante “Misoya”

Se trataba de un restaurante al aire libre. En ese momento me dio la impresión de que los consumidores de ese local, venían directamente a esta zona para comer, sin comprar artículos de ropa, objetos, etc.

Entonces, ¿a qué se va a Patronato?, ¿Sólo se puede ir a comprar ropa? Claro que no, hay más opciones y muchas de ellas tienen que ver con comer.

En las esquinas de la calle Manzano existen varios quioscos, en donde se puede encontrar: golosinas, bebidas, mote con huesillo y diversos tipos de frutas que vienen picadas en vasos.

6
Local de frutas

Entre las calles Patronato y Manzano, existe un sector de patio de comidas, hecho exclusivamente para que, los que se pasen de la hora destinada para comprar, puedan comer su “comida rápida” preferida (Doggis, Tarragona, China Wok, Juan Maestro, etc.)

7
Invitación para entrar al Patio de Comidas

De todas maneras si eres de los que irá a Patronato exclusivamente a comprar accesorios, no te asustes. No todo es comida.

Podrás encontrar muchísimas opciones para dejar vacía tu billetera. Lentes de sol, poleras y pantalones de mujer, collares, pulseras, objetos hechos de madera, etc. Estas son solo algunas de las opciones que tienes como para que puedas ir y, poder así, saciar tus deseos de comprar.

8
Lentes de sol
9
Ropa de mujer
10
Accesorios decorativos
11
Local que vende solo objetos de madera

Ahora dejo que elijas. Visita este lugar para ir a comer, comprar o para realizar ambas acciones.

Puedes bajarte en la estación “Patronato”, ubicada en la línea 2 del metro de Santiago.

12
Entrada a la estación de metro Patronato

Subiendo el “San Cristóbal”

8 de la mañana. Una hora adecuada para subir el Cerro San Cristóbal, digo “hora adecuada”, porque en este periodo del año (otoño), se suele sentir un frío por las mañanas, uno que con los ejercicios pasará desapercibido y será bastante agradable.

Subiré por calle Unión, es la entrada que más me acomoda.

Esquina de Calle Unión con Av. Perú
Esquina de Calle Unión con Av. Perú

Aún no logro encontrarme con personas, puede ser por la hora, aunque pensándolo bien, debe ser porque hoy es feriado y muchos aprovechan para dormir hasta tarde (yo no soy parte de ese “muchos”).

Una de las subidas del cerro
Una de las subidas del cerro

Luego de caminar 10 minutos aproximadamente, llego al “Camarín del deportista”. Este sector es muy bien aprovechado por los que no tienen tanto tiempo como para subir el cerro entero. Acá haré algunos ejercicios de brazo en aquella barra amarilla.

Máquinas para realizar ejercicios
Máquinas para realizar ejercicios

Luego de descansar un par de minutos, es hora de continuar. En el camino ya puedo notar a más personas. Algunas suben en bicicleta, otras caminando y el resto opta por trotar, esta actividad es la más compleja y es la que yo haré. Mi primer destino será la Piscina Tupahue.

Camino de cemento que te lleva a la cumbre
Camino de cemento que te lleva a la cumbre

Estoy a punto de llegar, bastante agotado, pero es normal. Cuando uno trota, por lo general, es al principio cuando siente el mayor cansancio e incluso muchas veces uno se cuestiona si de verdad vale la pena estar en aquel lugar, en vez de estar durmiendo en tu cama.

Una de las cosas que me da ánimo cuando vengo a este lugar es que desde aquí arriba se puede observar un bonito paisaje, gran parte de la comuna de Recoleta.

Parte de Recoleta vista desde el cerro
Parte de Recoleta vista desde el cerro

Luego de observar aquello, se me hizo más corto el trayecto, llegué a la Tupahue.

Letrero de madera de la piscina Tupahue
Letrero de madera de la piscina Tupahue

Mi cuerpo necesita agua para seguir todo lo que me queda, por lo tanto, beberé un poco en una de los tantos bebederos públicos que se encuentran en varios sectores del cerro.

Bebedero
Bebedero

Sería genial poder meterme a la piscina, pero ya le sacaron toda el agua…

Piscina Vacía
Piscina Vacía

Mi ruta continúa por Av. Pedro Bannen, hasta legar a la Plaza México.

Avenida que lleva directamente a la Plaza México
Avenida que lleva directamente a la Plaza México

Algunas personas van más agotadas que otras. Cuando veo a personas que van perdiendo el ritmo del trote, me da más ánimo. Debe ser porque no cuesta mucho trabajo pasarlos.

Ciclistas del lugar
Ciclistas del lugar

Deben quedar unos diez minutos. Estoy exhausto, voy por un lugar que muchos de los que vienen aquí deben odiar: “El Hundimiento”, es un lugar que requiere de mucho esfuerzo porque es un tramo del trayecto muy empinado. Desde acá se ve la capital más contaminada.

Parte de Santiago
Parte de Santiago

¡Por fin llegué! Fueron muy largos los últimos minutos, ahora es el momento perfecto para hidratarme con mucha agua.

Agua potable ubicada en la Plaza México
Agua potable ubicada en la Plaza México

Veo que muchos han cumplido su objetivo, al igual que yo. Muchos ciclistas se preparan para descansar aquí, en la Plaza México.

En este lugar se detiene la mayor cantidad de personas que suben el cerro, algunas siguen por el camino hasta llegar a la virgen, yo decidí no hacerlo, eso significaría un esfuerzo adicional, uno que me costaría encontrar en .

Ciclistas listos para descansar
Ciclistas listos para descansar
Letrero de la Plaza México
Letrero de la Plaza México

A continuación te dejo el siguiente video que resume toda esta publicación.

Si tienes problemas para ver el video, puedes verlo en esta otra opción (Youtube).