¿Quién va al gimnasio de madrugada?

Siempre me pregunté como sería la vida nocturna de un gimnasio de los que atienden 24 horas. ¿Será aburrida? ¿Irá realmente gente a altas horas de la madrugada? ¿Será seguro para el profesor o nochero que trabaja en el gimnasio a esas horas de la noche?

Para despejar dudas, fui a visitar uno de los gimnasios de la cadena Pacific Gym, ubicado en Portugal (Santiago Centro) para conversar con la persona que se queda todas las noches en el gimnasio.

La soledad de la madrugada en el gimnasio.

Turno a solas

Me encontré con Esteban Salas, un joven muy simpático, que contó su historia nocturna como nochero del gimnasio y que se resumen en una frase: bastante aburrida, un gimnasio desierto y frío. 

Su turno madrugador se inicia a la medianoche. La gente que llega es poca, dos o tres y siempre los mismos. Llegan tipo 1 de la mañana y se van a las 3 de la mañana. “Una vez que sale la última persona todas las noches me dedico a limpiar las maquinas y cierro las puertas a las 3 de la mañana para estar más seguro”, explica.

La mdrugada es la hora de la limpieza en el gimnasio.

Como podemos ver en la imágenes, el gimnasio esta totalmente vacío. Esteban cuenta “una que otra vez ha llegado gente a las 4 de la mañana cosa que es muy curiosa”. Recuerda que “un día en la semana llegó una pareja muy elegantemente vestida, cosa muy extraña a esas horas de la noche. Aunque me pareció raro, finalmente los dejé entrar y ocuparon el gimnasio porque eran clientes. Son cosas que pueden pasar en esta pega”.

 

En su caso, el turno le acomoda, porque estudia de día y gracias al poco movimiento del gimnasio de noche, le queda mucho tiempo para estudiar.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *