No hay peor ciego que él que no quiere ver

 

No hay peor ciego que él que no quiere ver…

Le diría Santa Lucia a cualquier Santiaguino que no conozca éste hermoso lugar.   

https://youtube.com/watch?v=k9P8XecLdmQ%2520frameborder%3D0%2520allowfullscreen
 Ubicado en el barrio Lastarria entre las calles Alameda, Santa Lucía y Victoria Subercaseaux, en todo el corazón de Santiago, se encuentra el hermoso e imponente Cerro de Santa Lucia. Inicialmente fue llamado por los Mapuches “Huelén” (en mapudungún significa tristeza). Este lugar fue declarado monumento histórico en 1983 no sólo por su belleza sino por lo que representa para la ciudad.

Fue un lugar sagrado para los Mapuches, pero los españoles lo usaron como refugio en tiempos de conquista por su ubicación estratégica y porque desde aquí se podía divisar, y a su vez controlar, todo el territorio; pero fue Pedro de Valdivia quien le dió la importancia a éste cerro cuando fundó la ciudad el 12 de febrero de 1541 y lo bautizó Santa Lucía por haber llegado el día que se recuerda a Santa Lucia de Siracusa.

Sin embargo sería en el periodo de la reconquista (1814-1817) donde el cerro adquiere mayor importancia por su ubicación. Luego en el gobierno de Casimiro Marcó del Pont se construyen dos fuertes: Castillo González donde está la plaza Caupolicán y Castillo Hidalgo como todavía se le conoce.

Pasaron muchos años de aquellos hechos, y por motivo de la conmemoración del Centenario de Santiago en 1872, el intendente Benjamín Vicuña Mackena decide llevar a cabo el proyecto de renovación urbana para la ciudad e incluye este hermoso lugar.

IMG 3

Sepulcro de Benjamín Vicuña Mackenna

Es así como el Cerro Santa Lucia fue convertido en un lugar atractivo para todos los Santiaguinos y un sitio turístico, de visita obligada para todos los visitantes extranjeros. Se reforestó todo el cerro en su total dimensión, se crearon plazoletas hermosamente decoradas, se incorporaron esculturas traídas desde Europa, fuentes de agua y hasta se construyo una capilla, pero lo más importante es que se conservó su arquitectura tradicional, ejemplo de esto, es el Castillo Hidalgo.

IMG 2

Fuerte militar construido entre 1814 y 1817

A lo largo de los años se le han ido incorporando otros lugares como una imponerte terraza que actualmente es el mirador más popular de Santiago y se construyó además su hermosa y colorida entrada de Alameda, Plaza Neptuno, que automáticamente te transporta a cualquier plazoleta de Europa.

Este lugar, da cuenta de la transformación urbana de Santiago, es así como quién quiera conocer la historia de Santiago debe venir acá, pero… ¿Si lo que quiere es darse un tranquilo y hermoso paseo?, también será “Bienvenido”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *